Winifreda, el pueblo sin fundación, cumple 107 años

Winifreda, como tantos otros pueblos de La Pampa, no fue fundado, no tuvo un adelantado, ni una reunión de vecinos, ni actas ni ceremonias que decretaran el inicio de su vida social o comunitaria sino que nació o se desarrolló con la llegada del ferrocarril, a la vera de las vías, ya que esta zona era punta de rieles. Esa fue su génesis.  

Winifreda fue poblado lentamente: primero fueron los colonos, los arrendatarios, inmigrantes que buscaban un mejor porvenir que el que podía ofrecerles Europa.

En el pasado, había sido una tierra de indios ranqueles y posteriormente fueron dominios del cacique Pincen.

Luego de la denominada conquista del desierto (exterminio) por parte de Julio Argentino Roca, este lugar fue conocido como «Laguna y Monte de Luan» y después «Monte del Quemado».    

Winifreda comenzó a organizarse como pueblo en 1915, con la llegada oficial del tren un 3 de abril y la inauguración de la estación del ferrocarril, a principios de ese año.    

El actual nombre de Winifreda fue dado por quien fuera dueño de estas tierras, José Norman Drysdale, en homenaje a una de sus hijas llamada Winifred.

8M: Winifreda, pueblo con nombre de mujer

«El pago de la chata rusa» fue otra acepción con la que se denominó a la localidad, por el «hormigueo» de chatas que se producía en la zona a la llegada del tren.

Un 3 de abril de 1927 se fundó el edificio municipal y Winifreda adquirió otra categoría. Desde entonces hasta la actualidad ha tenido un importante crecimiento poblacional y en los últimos años su zona urbana se ha expandido notablemente con la aparición de nuevos loteos destinados a viviendas familiares.

Además, este nuevo cumpleaños llega de la mano de obras de infraestructura ejecutadas por el municipio para mejorar la calidad de vida de los winifredenses y para impulsar la actividad turística.  En este sentido, el primer paso fue la puesta en funcionamiento de un Parque Acuático en el Vivero Municipal Ernesto Lucero. Asimismo, esta tarde será inaugurado el Paseo de  las Vías, ubicado en la antigua estación de trenes. En ese espacio se construyó una fuente de agua multicolor y se colocó una réplica del histórico reloj de sol. También, se restauró e iluminó el inmueble del ferrocarril reconvertido en Casa de la Cultura. Estas obras revalorizan una zona histórica de la localidad.

Aniversario de Winifreda: el domingo se enciende la fuente de agua multicolor

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.