Beltrán tiene una tatarabuela de 95 años

La vecina de Winifreda María Gruber tiene ocho hijos y rejuvenece cuando el bebé está en sus brazos

Beltrán Loyola, un bebé que acaba de cumplir 6 meses de vida, tiene una tatarabuela y en su mismo pueblo para que pueda llenarla de besos. 

Beltrán es hijo de Macarena Cerezal de 26 años y Gonzalo Loyola de 31 años. Su abuela se llama María Fernanda Sereno, su bisabuela Mirta Mabel Guinter y su tatarabuela María Gruber, que tiene 95 años.

Su otra abuela es Perla Waiman. Sus otros abuelos son Walter Cerezal y Oscar Loyola. Su otro bisabuelo es Oscar Sereno y su otra bisabuela Hilda Genovesio. Además, el niño es el primer nieto de las familias Loyola y Cerezal.

Cuando las cinco generaciones compartieron la foto familiar, Beltrán estaba con sus ojitos abiertos, miraba sonriente y acariciaba a la mujer más adulta. Todas lo mimaron y agradecían su llegada a este mundo sin complicaciones y más en esta etapa de la humanidad puesta a prueba por un virus que se resiste a desaparecer.

Beltrán nació por cesárea el 17 de junio de 2021 en la Clínica Modelo de Santa Rosa. El bebé pesó 3 kilos 680 gramos. Su madre no tuvo ningún problema durante el parto. En el establecimiento sanitario de la capital pampeana estuvo 24 horas en observación y después recibió el alta con su mamá. Macarena no estaba vacunada contra el coronavirus por recomendación médica. Se aplicó las dosis un mes después de dar a luz. Su hijo ha ido creciendo y en su última pesada registró 8 kilos 130 gramos. Además, tiene aplicadas todas las vacunas del calendario oficial. Una vez por mes sus progenitores acuden a la pediatra para realizarle los controles médicos de rutina. 

María rejuvenece cada vez que tiene en sus brazos a Beltrán

«Es un santo»

Macarena le dio la teta hasta los tres meses y después la mamadera. «Es un santo, duerme y está tranquilo toda la noche», dijo Gonzalo quien junto a Macarena se convirtieron en padre y madre primerizos. Beltrán se relaciona muy bien con sus abuelos paternos y maternos. Estuvo al cuidado de ellos cuando Macarena dio clases en la Escuela primaria 104 en horario matutino. 

Familia prolífica

Su tatarabuela rejuvenece cada vez que lo ve y lo tiene en sus brazos. María fue una madre prolífica dado que tiene cuatro hijas y cuatro hijos. Las mujeres se llaman Mabel, Celia, Nélida y Alicia y los varones Jorge, José Luis, Raúl y Daniel.  Seis viven en Winifreda, Celia reside en Colonia Barón y Daniel en Colonia Inés y Carlota, paraje ubicado a la vera de la ruta provincial 10.

La adulta mayor siempre está acompañada por sus familiares directos y desde hace seis meses Beltrán la hace más feliz. 

FOTO: Beltrán en brazos de su madre Macarena. A su lado abuela, bisabuela y tatarabuela.

Especial: Suplemento «El Progreso de Winifreda y el Bienestar de sus habitantes». Diario LA ARENA   

Familias viajan al Santuario San José para bautizar a sus niños/as: «Que la fe no decaiga»

Valeria, Romina y Micaela, disfrutan la maternidad: nacieron Salvador, Gianna y Faustino 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.