La verdadera amistad es eterna: winifredense se tatuó el rostro de su amigo fallecido

El vecino winifredense Yonatan Gebruers demostró que la verdadera amistad es eterna. Lo hizo tatuándose en su pierna derecha el rostro de su amigo Emanuel Barrabasqui, que falleció el año pasado en un siniestro de tránsito. De esta manera, cumplió con la promesa que le hizo el día que le dio el último adiós.

Homenaje

«Es un tatuaje muy especial, en homenaje a Emanuel que era un amigo de toda la vida y lamentablemente por un accidente ya no está más con nosotros», expresó Yonatan, apodado “Chura”. «El día que lo despedí le dije que me lo iba a tatuar para tenerlo conmigo para siempre aparte de recordarlo y no olvidarlo nunca. Fue así como junté plata porque son caros los tatuajes y lo primero que hice fue tatuármelo», confió. En su piel lleva la fiel imagen de su amigo a quien «la madre, el hermano, los abuelos llamaban Manolo, para mí era simplemente ´el Chuqui´», su apodo.

Desde la infancia

Emanuel perdió la vida a los 26 años de edad el 26 de septiembre de 2021 luego de volcar la camioneta en la que se conducía por la ruta nacional 35 cuando faltaban pocos kilómetros para que llegara a la localidad. Yonatan tiene 31 años. «Nos conocíamos del barrio, él vivía a una cuadra de mi casa, nos criamos prácticamente juntos. Compartimos muchísimas cosas como asados, cumpleaños, estuvimos trabajando juntos en lo de Hugo Camera (contratista rural), él se encargaba (de la logística) de ver que la gente tuviera todo como comida, repuestos, hacía las recorridas, y yo andaba en la máquina».

Yonatan y Emanuel compartiendo una mateada. 

Promesa cumplida

En días más se cumplirá un año de su ausencia. «Hasta el día de hoy no lo puedo creer», confió Yonatan y recordó que el día de la tragedia «estaba con mi novia, me llama mi hermana Elina para decirme que Chuqui había tenido un accidente y que probablemente había fallecido. Me contacté con su hermano Franco, me atendió enseguida y me dio la mala noticia». Estuvo en su despedida y frente al féretro le hizo la promesa que finalmente cumplió. «El tatoo me lo hice en el gemelo de la pierna derecha. Antes de venirme para Córdoba perdí el celular donde tenía todas las fotos entonces al tatuador le llevé varias imágenes que tengo en Facebook y eligió la de mejor calidad. Me tatué en Córdoba, el trabajo duró aproximadamente cuatro horas y quedé muy conforme. El tatuador es muy recomendado», comentó sobre el proceso de grabado.

Excelente amigo

En el final y ante una consulta puntual, sostuvo que Emanuel «era una persona excelente, siempre sonriente, no te dejaba nunca, siempre estaba a mi lado, no tengo momentos malos vividos con él».

Cuando Graciela Vermeulén, madre de Emanuel, vio el tatuaje se sintió movilizada y agradeció el gesto que tuvo el amigo de su hijo. En redes escribió: «Me emocionaste tantísimo, él te quería tanto, siempre te defendía a muerte…siempre decía ´el Chura es mi amigo´. Mil gracias por quererlo, por no olvidarte de él».

Concejal Franco Barrabasqui agradece muestras de afecto tras la pérdida de su hermano

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.