Polémica Ley: Biblioteca Popular de Winifreda reclama «urgente derogación»

La Biblioteca Popular Manuel Lej de Winifreda lanzó una juntada de firmas para lograr la derogación de un artículo de una ley nacional sancionada durante la gestión presidencial de Mauricio Macri. «Los abajo firmantes solicitan la urgente derogación del inciso b del artículo 4 de la Ley 27.432 por el grave perjuicio que ocasionaría al funcionamiento y existencia de las Bibliotecas Populares», reza el petitorio. Es que dicho artículo fija el último día de 2022 como tope de la vigencia de la principal fuente de financiamiento que tienen estas instituciones sin fines de lucro.  

Campaña nacional

Al respecto, la presidenta de la biblioteca Graciela Gobbi, señaló que «esta ley fue sancionada durante el anterior gobierno nacional. El objetivo es derogar el artículo que anula todas las actividades culturales de las bibliotecas populares, del INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes) y de varias otras instituciones a partir del 31 de diciembre de 2022, es decir este año. Las bibliotecas ya no contarían con los subsidios incorporados al presupuesto nacional que todos los años reciben de la ConaBip (Comisión Nacional de Bibliotecas Populares)». «Estamos juntando firmas para que eso no suceda. Ya hemos recibido el apoyo de muchísimos vecinos», indicó.

De esta manera, la entidad se sumó a una campaña nacional que persigue el mismo objetivo. Cuya iniciativa es apoyada desde la Secretaría de Cultura provincial. «Desde Cultura hemos recibido una notificación para que convoquemos a los vecinos a que se sumen con firmas», precisó Gobbi.

Peligra fuente de financiamiento 

Las bibliotecas podrían quedarse sin su principal aporte económico. «Es un subsidio que viene para gastos de funcionamiento y lo recibimos en dos etapas. Con esta ley dejaríamos de recibirlo y se vería afectada económicamente la institución. El último importe fue de 120.000 pesos y ya nos notificaron que a fin de año vamos a recibir 400 mil pesos, una suma importante», destacó.

Sobre el destino de los fondos, la directiva dijo que «nos permiten mantener abierta la biblioteca, comprar libros, pagar los servicios (luz, gas), efectuar arreglos en el edificio, construir nuevos armarios porque las instalaciones nos están quedando chicas. Todos los libros que ves en el escritorio no tienen espacio en los anaqueles. La bibliotecaria va a concurrir a la Feria Internacional del Libro y con seguridad va a traer más de cien libros; necesitamos más espacio, el que tenemos nos preocupamos por mantenerlo de la mejor manera posible. Ese subsidio nos permite subsistir».  

“La unidad hace la fuerza”

Se intuye que todos los diputados nacionales estarán de acuerdo en derogar lo solicitado. «Seguramente, pero hay que demostrar que la unidad de las bibliotecas hace la fuerza. Creo que es importante apoyar con la firma porque La Pampa tiene más de 70 bibliotecas populares, hay bibliotecas populares en todas las provincias y todas reciben el subsidio nacional entonces perder esa ayuda provocaría que muchas no puedan ni pagarle a la bibliotecaria y no les quedaría otra que cerrar sus puertas. La idea es juntar la mayor cantidad de firmas», enfatizó.

Manuel Lej cumpliría 79 años: en su honor, la Biblioteca Popular de Winifreda lleva su nombre

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.