Familia de mecánicos victoriquenses atesora una gran colección de autos antiguos

Una familia de reconocidos mecánicos de Victorica atesora una colección de dieciséis autos clásicos y antiguos, la más grande del oeste pampeano. Los vehículos pertenecen a José Carlos “Pipo” Pagella de 71 años y a sus hijos Carlos de 41 años y Luis Roberto de 51 años. También, participa de la iniciativa un hermano de José. Los cuatro trabajan en un taller mecánico que acaba de cumplir 102 años de trayectoria comercial. Carlos, además, vende repuestos para el automotor en su propio comercio. 

Los automóviles suelen circular por las calles de la localidad y son un verdadero patrimonio histórico ya que algunos tienen más de 80 años de antigüedad y conservan sus piezas originales. Los coleccionistas se dedican a su mantenimiento y restauración. Proyectan abrir un museo para exhibirlos.

Turistas maravillados 

Hace unos días, el actor nacional Ivo Cutzarida pasó por Victorica y se fotografió al lado de un Ford Sedan, dos puertas, modelo 1947, color bordó. Esa imagen la subió a sus redes sociales, incluso la posteó la Secretaría de Turismo provincial. Al respecto, Carlos Pagella comentó que «es común que deje algún auto antiguo estacionado frente a mi negocio. Vi a una persona que se sacó una fotografía pero no la reconocí en ese momento porque estaba trabajando. Después me enteré que era Ivo Cutzarida». 

Quienes sí ingresaron a su local fueron los integrantes de la banda de música argentina Turf, horas antes de que actuaran en Victorica. «Vieron el mismo auto, se sacaron fotos y se cruzaron al negocio. Tuve la oportunidad de charlar con ellos y les ofrecí llevarlos a dar una vuelta. Fue así como dimos un paseo por la zona urbana mientras les comentaba un poco sobre la historia de los edificios, la plaza y del pueblo en general». 

Con respecto al auto que atrajo a los famosos, Carlos contó que «lo compré en la ciudad de Mar del Plata, ya lo traje con una importante restauración y en el taller le hicimos un par de mejoras. Mi papá y mi hermano se dedican más a la mecánica y yo a la restauración».

Joyas de colección

Coleccionar autos clásicos para esta familia era «un hobby» hasta que se convirtió en una pasión. Actualmente, tienen en su poder un Chevrolet 1939; una Pick up Ford de 1946; un Ford Sedan de 1947; un Fiat 600 del año 1963; dos Pick up Ford del año 1966 en su estado original; una F-100 de 1972, y una camioneta Fargo de 1960. La colección se completa con una Coupé Megane del año 1999 original; dos Fiat 1500 modelos Berlina y Rural de los años 1965 y 1967; una Coupé Torino ZX de 1980; un Taunús 1974; un Fiat 1100 año 1961; un Lang Rover de 1958.

Además, «en proceso de restauración tenemos un tractor Massey Harrys modelo 1948 que era de mi abuelo, dos camionetas Ford F-100 de 1966  y un camión Unimog Mercedes Benz 1976», completó. Acto seguido contó la historia del tractor. «Mi abuelo se lo vende a James Young, un vecino que vivía en Victorica y después de muchos años nosotros se lo compramos a su hija Juana, dueña de una hostería muy importante de la localidad». 

Viajes que no se olvidan 

Cada auto antiguo tiene una historia encima. Carlos contó una que toca muy de cerca a su familia. «Mi viejo recuerda mucho un viaje que hizo en el año 1971 al sur del país con su hermano Daniel “El Negro” Pagella. Daniel era dueño de un Chevrolet 1940 y papá tenía una camioneta 1946. Cuando estaban de preparativos a Daniel se le rompe el motor del auto y a mi viejo se le rompe el tren delantero de la camioneta». ¿Qué solución encontraron? «Sacaron el motor de la camioneta, se lo pusieron al auto y salieron de viaje. Mi padre siempre recuerda esta historia con mucha pasión. Ese viaje fue muy importante para ellos, el motor anduvo perfecto, no tuvo ningún problema. Recorrieron miles de kilómetros».

«Pasaron los años y les propuse repetir ese viaje. Para ello buscábamos un auto modelo 40 y no lo encontrábamos hasta que ubicamos en un sitio de Internet un Chevrolet 39 muy similar al que habían manejado en la década del 70. Lo tenía a la venta un coleccionista de Buenos Aires. Hasta allá fueron a buscarlo mi papá y su hermano. Estaba en muy buenas condiciones y lo trajeron marchando a 80 kilómetros/hora. En el taller lo tuvimos un tiempo prudencial haciéndole tareas de mantenimiento y cuando las terminamos salieron a hacer la misma aventura mi papá, su hermano y cuatro amigos más que iban en autos de apoyo. Hicieron un viaje espectacular por el sur argentino, recorriendo la ruta 40 y el auto respondió muy bien. Para mi papá y su hermano fue como un viaje de estudio», recordó entusiasmado por haber sido el mentor de la iniciativa. 

Bicicletas y triciclos

Además de autos clásicos y antiguos, los Pagella tienen una colección de 30 triciclos y bicicletas originales inglesas, francesas, italianas, todas anteriores al año 1950. «Tenemos triciclos a pedal de los años 1920, 1930 y 1940. También, autitos a pedal. Todos fueron comprados a particulares»,  señaló Carlos.

«El Aéreo», un taller centenario   

El taller mecánico de los Pagella cumplió 102 años de trayectoria comercial en Victorica. El fundador de este comercio fue Luis Roberto Pagella, un inmigrante italiano que llegó al oeste pampeano en 1920. Tuvo diez hijos, entre ellos José Carlos “Pipo” Pagella. Sus hijos Carlos y Luis Roberto heredaron la pasión por la mecánica. El centenario taller fue bautizado «El Aéreo», nombre que guarda relación con los comienzos en la actividad laboral del fundador.

Carlos relató una historia atrapante. «Mi abuelo, a los 16 años, viajó en barco desde Italia hasta Brasil y luego se embarcó rumbo a Buenos Aires. También anduvo por Tucumán. Con el tiempo fue representante de una firma de maquinarias agrícolas. Un día el fundador de Telén, Alfonso Capdeville, compra un auto y lo trae a mi abuelo a Telén a trabajar con él como su chofer. En esa localidad hace sus primeras tareas arreglando las pocas maquinarias agrícolas que había en la zona. A mediados de 1920 se instala en Victorica para dedicarse a la mecánica. Recién en el año 1946 terminó de construir su taller y lo  bautizó El Aéreo porque en sus inicios trabajaba al aire libre, debajo de un chañar y colgaba los motores en una rama de ese árbol». «El taller todavía está en pie, es el que tenemos nosotros. Mi familia tiene más de 100 años de historia ligada a la mecánica en la zona», finalizó Carlos. 

FOTO CENTRAL: Carlos Pagella junto a una Coupé Megane.  

Calandri Victorica: Módulo de Energía con sello pampeano

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.