Loable esfuerzo de trabajadores del Hospital Juan Smith para auxiliar a peón rural

Un peón de campo se cayó del caballo y se quebró la columna en un predio rural ubicado en jurisdicción de Toay. Hasta allí llegó la ambulancia del Hospital Juan Smith de Winifreda con dos profesionales para asistir al paciente y trasladarlo a Santa Rosa. Para acceder y salir del lugar el vehículo tuvo que movilizarse por caminos de tierra adversos que dificultaban su desplazamiento. Bajo estas condiciones el chofer demostró su destreza al volante.

Horas desesperadas

La doctora Anahí Prado contó que el martes, a las 20, junto a un enfermero acudieron a una emergencia ante un llamado telefónico que daba cuenta de una situación límite. «Estaba haciendo consultorio, tuve que dejar la atención y subirme a la ambulancia», recordó. Transitaron varios kilómetros por la ruta provincial 10, luego bajaron a una calle de tierra hasta que llegaron al predio rural. «Cuando llegamos el hombre estaba en el suelo acostado sobre un colchón. Según nos comentaron estaba arriando terneros, el caballo se inclinó hacia adelante y cayó al piso golpeando con la cabeza y con todo su cuerpo. Me impresionó verlo, no podía mover los pies, no tenía movilidad ni sensibilidad desde el tórax hacia abajo», continuó. Enseguida le colocaron un collar en el cuello, lo inmovilizaron sobre una tabla rígida y lo subieron a la ambulancia.

 Esquivando pozos 

«La policía estaba en el campo y nos guio por el camino de salida que estaba en muy mal estado,  venimos todo el viaje esquivando pozos, la verdad fue una situación difícil”, sostuvo Prado. «Como la ambulancia se movía, al paciente le sostenía la cabeza con unas almohadillas que se colocan a ambos costados y le hacía presión para fijar la cabeza. Estaba muy mal y pedía por favor que lo lleváramos por asfalto, imagínate el dolor que tenía», siguió. «Fue muy dificultoso porque era un camino de huella, como había llovido en partes estaba con barro y la ambulancia se deslizaba de un costado a otro, pero el chofer estuvo muy atento», destacó.

Destacable labor

La travesía terminó a las 23 cuando llegaron a la guardia del hospital santarroseño con el paciente lesionado. Los sanitaristas locales recién a la medianoche estuvieron en el pueblo. El hombre es de apellido Ilcobich y reside en Toay. Fue derivado al Sanatorio Santa Rosa donde debió ser intervenido quirúrgicamente porque presentaba una lesión en la séptima vértebra cervical.

Cabe destacar que la doctora Prado llegó al pueblo desde Mendoza y hace más de un mes que está trabajando en el hospital. El martes fue la tercera vez que se subió a la ambulancia para asistir a un paciente grave. La segunda fue cuando trasladó a la empleada municipal Marcela Díaz a la capital pampeana. Durante el camino la vecina sufrió un infarto y la profesional le realizó maniobras de reanimación que la mantuvieron con vida.

FOTO: La ambulancia en la que se movilizaron los profesionales para auxiliar a peón rural. 

Empleada municipal sufrió un episodio cardíaco y le colocaron un stent

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.