En Winifreda tuvo un gran éxito la primera Feria Verde Municipal

Con gran éxito se llevó a cabo ayer la primera Feria Verde organizada por la Municipalidad de Winifreda, que consistió en la venta directa a los consumidores de plantines y verduras frescas provenientes de la plantinera y las huertas municipales.

Muchos winifredenses se acercaron caminando o en vehículos hasta la vereda del parque Oscar Rojo para comprar los distintos vegetales. Los productos ecológicos y orgánicos fueron exhibidos sobre una larga mesa y trabajadoras de los emprendimientos comunales atendieron al público. Por su parte, el ingeniero agrónomo Luciano Barbera iba continuamente hasta las huertas, cosechaba la lechuga y la traía en bolsones para la entrega. También cebolla de verdeo, perejil y atados de acelga.

Plantines y sustrato 

Sobre esta iniciativa, Marcela Díaz contó que «decidimos venir al pueblo porque hay gente que no tiene movilidad para ir hasta el plantinero, si bien no queda muy lejos a algunas personas se les complica. Fue así como surgió la idea de traer una gran variedad de plantines a este sector de la localidad y se están vendiendo muy bien». Ella trabaja en la plantinera junto a sus colaboradores Maximiliano Santillán y Pablo Martina quienes estaban a su lado.

Winifredenses se acercaron al punto de venta para llevarse plantines y verduras recién cosechadas. 

A su vez, Maxi detalló que se vendieron plantines de berenjena, pepino, tomate, melón, sandía, maíz blanco, perejil, albahaca más bolsitas de sustrato. Este producto «es un abono que queda sobrante en las bandejas de los plantines, nosotros lo preparamos en bolsas porque tenemos una gran cantidad. Decidimos venderlo porque vemos que da resultado» para la fertilización del suelo, señaló Díaz. Asimismo afirmó que en la plantinera «la producción es constante desde el año pasado cuando estábamos en pandemia y este año hemos vendido cualquier cantidad. Se venden bandejas enteras, muchas son llevadas por la gente de campo». Cuando se le comentó que esta es una manera de producir nuestros propios alimentos, la vecina confió «cuando vemos el fruto del plantín nos da muchísimas más ganas de sembrar».

Integración 

Este emprendimiento ayuda a la integración de las personas por eso Maxi y Pablo trabajan en sus instalaciones. «Mi trabajo específico es sembrar, regar, llevar las bandejas, acompañar a mis compañeros cuando se ven muy atorados», explicó Maxi. «Pablo puede sembrar semillas chiquititas junto conmigo y Maxi las semillas grandes, siempre les damos el tiempo que necesiten. Los dos son de gran ayuda», acotó la trabajadora.

Lo cierto es que el movimiento fue continúo. Las ventas comenzaron a las 8:30 hasta después del mediodía. «No paramos en toda la mañana, me siento orgullo de ver que la gente responda», cerró Maxi. Según adelantaron, antes de que finalice el año se organizará otra feria.  

FOTO: Marcela Díaz, referente de la plantinera, con sus colabores Maxi y Pablo atendiendo al público.  

Agricultura Familiar: Winifreda mostró su producción hortícola en Tecnópolis

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.