Colonia Barón tiene un reloj de sol: creación de estudiantes y su docente

Estudiantes adultos de nivel primario de Colonia Barón diseñaron y construyeron un reloj solar como parte de un proyecto educativo desarrollado en el aula. Una de sus particularidades es que marca la hora exacta, no los minutos. La obra fue declarada de interés comunitario por ordenanza municipal sancionada por el Concejo Deliberante y la municipalidad solventó su construcción. 

Además, esta obra fue incorporada al programa de celebraciones por el 106º aniversario de la localidad, celebrado el pasado 21 de marzo. Ese día quedó oficialmente inaugurada en los terrenos del ferrocarril con la presencia de autoridades locales, provinciales y público en general.

Construido por un albañil

«El reloj de sol que se construyó en nuestro pueblo es el resultado de un anhelado proyecto que surgió en el aula durante el año 2019, en una clase donde estábamos investigando las plantas autóctonas y aromáticas de nuestra provincia. Mientras estábamos con ese tema nos interesó la ornamentación de espacios públicos y la idea de sumarnos con una obra para nuestra localidad», contó la docente Silvia Noemí Rodríguez, quien hace 17 años que trabaja en el área de educación primaria de adultos. En Barón funciona una extensión áulica que depende de la Escuela de Adultos Nº 2 con sede en General Pico. 

La propuesta de construir un reloj solar en la zona urbana fue lanzada por el alumno egresado Héctor Schenheiter, vecino que tiene conocimientos en albañilería. Inmediatamente recibió el apoyo de sus compañeros/as Martha Pérez, Isabel Arce, Manuel Miranda y Celeste Sauter. «Este proyecto nos llevó varias clases y fue transversal a varias materias entre ellas ciencias naturales, geografía y matemáticas. Tuvimos que diseñar el formato del reloj, trazar diversos ángulos para determinar la ubicación geográfica de Colonia Barón de acuerdo a su latitud y longitud. Nos parecía inalcanzable hasta que finalmente lo vimos terminado», expresó Rodríguez. Su construcción estuvo a cargo de Schenheiter de profesión albañil.

Particularidades

Lo hizo sobre una superficie de cemento. Es un círculo de 3,5 metros de diámetro. Estuvo trabajando en medio de la pandemia. Le llevó casi todo el año pasado y nunca detuvo su tarea. «El reloj de sol es un instrumento usado en tiempos muy remotos. Emplea la sombra arrojada por una varilla llamada estilete colocada sobre una superficie con escala para indicar la posición del sol en el movimiento diurno. Lo más trabajoso fue que el ángulo midiera la hora exacta y marcara el recorrido del sol”, explicó la docente.

El reloj tiene sus particularidades: marca la hora exacta, no los minutos. Para ello los números romanos no están en orden. Al centro está el 12, hacia su derecha el 11, 10, 9 y 8. Y hacia el sector izquierdo el 1 hasta el 7. Todos hasta el medio del círculo. «Lo estoy controlando desde que fue inaugurado y funciona perfecto», aseguró Rodríguez. 

«Marca el tiempo y la historia»

La educadora agradeció al Concejo Deliberante por la ordenanza, a las autoridades municipales el aporte económico para esta obra y al personal comunal por haber colaborado desinteresadamente en todo momento. «Me llena de emoción haber logrado este proyecto con mis alumnos/as y muy especialmente que fuese inaugurado el día del cumpleaños de nuestro querido pueblo. Sin dudas, el paso de las horas forma parte de la vida de cada persona. Este reloj marca el tiempo y la historia de cada habitante baronense», finalizó emocionada. 

Música y noticias: escucha FM Compacto por INFO WINI

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.