Celebran creación de la Cámara Vitivinícola de La Pampa: «Traerá grandes beneficios»

Empresarios bodegueros, productores de vinos y emprendedores viñateros unieron fuerzas y crearon la Asociación Civil Cámara Vitivinícola de La Pampa. El 23 de abril, en una escribanía de Santa Rosa, sus socios fundadores firmaron el Primer Testimonio de Escritura Pública de la nueva entidad. 

Cabe destacar que en representación del sector privado la integran las bodegas “Arumcó Viña Don Juan” de Gobernador Duval, “Estilo 152” de General Acha, “Quietud” de Santa Rosa y “El Rebelde” de Abramo. Por otro lado, en el sector público la componen las municipalidades de Winifreda, Telén y Gobernador Duval, la Comisión de Fomento de Pichi Huinca más el Ente Provincial del Río Colorado. Todos figuran en la Ruta del Vino pampeano. 

Los distintos actores hacía varios meses que tenían acercamientos, iban conociéndose uno al otro y descubrieron que persiguen el mismo objetivo: la producción de vinos, una industria que viene creciendo en cantidad y calidad en la provincia.

Capacitaciones y compras   

«Hace unos días firmamos toda la documentación de la constitución de la Cámara Vitivinícola de La Pampa. Es un logro que nos hayamos agrupado los productores de uva, los titulares de bodegas y los futuros elaboradores de vinos», comentó el Comisionado de Pichi Huinca, Carlos Ferrero, quien reveló que el titular de la bodega “Quietud”, Ricardo Juan, «nos comentó sobre su interés de crear la cámara, tuvimos unas cuantas reuniones a través de Zoom hasta que nos agrupamos y decidimos crearla». «Nos traerá grandes beneficios desde capacitaciones hasta compras y trámites en conjunto. Es algo muy auspicioso porque es mucho más fácil contratar un enólogo desde una entidad que de manera individual. La unión hace la fuerza», celebró Ferrero. Ya gestionan la personería jurídica para la cámara cuya sede legal está en General Acha. El empresario Ricardo Juan será su primer presidente.

Pichi Huinca produce vinos

Pichi Huinca apostó por la vitivinicultura y logró elaborar el primer vino del norte pampeano. Carlos Ferrero se emociona al recordar los inicios del viñedo y su crecimiento. «Comenzamos en 2016 con dos hileras de 200 metros cada una, unos 200 retoños de vides. Hoy tenemos unas 3.000 plantas de uva malbec», repasó en su diálogo con FM Compacto y este portal informativo.

«En 2019 tuvimos una producción de uvas que no dio calidad de vinificación porque no tenía el contenido de azúcar necesario. Se usaron como abono para el viñedo. Recién al cuarto año las uvas son aptas para la elaboración del vino», abundó. «El año pasado cosechamos 370 kilos de uva que se trajeron a elaborar a la bodega Quietud de Santa Rosa -relató Ferrero- y obtuvimos 350 botellas de vino. Fue el primer vino del norte de La Pampa con la marca Pichi Huinca Malbec. Este año continuamos con una segunda vendimia, cosechamos 700 kilos, de los cuales se llevaron 520 a la bodega y reservamos 180 para nuestra propia elaboración. Tenemos el anhelo de obtener entre 650 y 700 botellas», amplió.  

Atracción turística

En la misma línea Ferrero adelantó que «estamos dando los primeros pasos en el armado de una bodega municipal. Hemos incorporado maquinarias, nos estamos capacitando con la idea de elaborar vino en Pichi Huinca a partir de 2022 o 2023». Dado los excelentes resultados obtenidos «el año pasado ampliamos el viñedo en 1,5 hectáreas y la idea es continuar esta expansión con una superficie similar para llegar a fines de 2021 con tres hectáreas con nuevas uvas para vinificación». Todas las plantas reciben riego por goteo y el agua proviene de perforaciones. 

Además, Ferrero dijo que este emprendimiento despertó el interés de sus colegas y fue así como recibió la visita de la intendenta de Winifreda Adriana García. «Dale para adelante que esto crece en todos lados», le aconsejó. Y la jefa comunal le hizo caso dado que implantó 2.320 retoños de vides de las variedades Malbec en su gran mayoría, Torrontes y Flame doble propósito (uvas para consumo y pasas de uva) en menor proporción. Todos están en pleno crecimiento.

Pichi Huica tiene 200 habitantes más 100 personas que viven en la zona rural. El viñedo integra un circuito turístico local. «Ya lo estamos utilizando como atractivo, además tenemos una reserva nativa de caldenes en el pueblo que la hemos adaptado para que el turista recorra el monte de caldén desde adentro, ojos de agua naturales distante 15 kilómetros, entre otras atracciones».  «Ante la imposibilidad de viajar afuera de la provincia por la pandemia, muchos pampeanos vienen habitualmente a Pichi Huinca, es más el fin de semana pasado tuvimos alrededor de 30 personas de Santa Rosa y General Pico. Conocieron el viñedo y se llevaron una botella de nuestro vino», culminó Ferrero. 

Nace una nueva entidad: Winifreda integrará Cámara Vitivinícola de La Pampa

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.