Vecina de Winifreda terminó la secundaria: «Cuando los nenes se dormían, me ponía a estudiar»

La vecina winifredense Dalma Hurtado aprobó satisfactoriamente las dos últimas materias y terminó sus estudios secundarios en la extensión áulica Nº 4 de la Dirección Permanente para Jóvenes y Adultos, sede Winifreda, dependiente del CENS N°2 de Santa Rosa. Durante cuatro años hizo un gran sacrificio ya que cuando finalizada el día laboral y la crianza de sus hijos se quedaba a estudiar hasta altas horas de madrugada.  

«Gran esfuerzo».

El lunes a la noche, concurrió al Colegio Secundario, espacio físico de esta modalidad educativa a distancia para personas mayores de 18 años. La profesora Adriana Calderón Pacheco, responsable de sede, la sorprendió cuando la puso en contacto con la directora y la secretaria del CENS Nº2 a través de una video llamada. «Queremos felicitarla porque para todo adulto comenzar y terminar los estudios es un gran esfuerzo y un gran logro. Ahora, a disfrutar», fue el mensaje que le enviaron las directivas desde la ciudad capitalina.

En diálogo con INFOWINI, Pacheco manifestó sentir «una emoción muy grande porque no solo se recibe una estudiante sino una amiga y una compañera de la vida». Reveló que «se sacó un 7 en Psicología y un 9 en matemáticas, esas fueron las dos últimas materias que rindió bajo la resolución 118 que es anterior a la que se puso en vigencia este año. Ella es la cursante número ocho que finaliza sus estudios en este período escolar».   

Adriana Calderón Pacheco le hizo entrega de un regalo a la alumna. 

Apoyo familiar.  

Emocionada hasta las lágrimas, Hurtado recordó que «había comenzado el Polimodal en Telén y abandoné allá». Cuando ya estaba radicada en Winifreda «Adriana me impulsó para que siguiera y terminara los estudios. Los empecé cuando mi nene más chiquito tenía dos años y demandaba bastante atención. Avanzaba de a poquito». Es ama de casa, madre y empleada de comercio. «La estrategia que encontré fue quedarme hasta las 2 o 3 de la madrugada estudiando, cuando los nenes se acostaban me enganchaba con alguna materia y no me iba a dormir sin resolver determinada actividad. Quedándome todos los días hasta tarde logré terminar 16 materias, me llevó cuatro años, pero pude finalizar los estudios».

Resaltó que «siempre tuve el acompañamiento de mi familia» compuesta por su pareja José Luis Lang, su hijo Pedrito y su hija Guillermina. «Siempre me daban ganar para seguir adelante. Eso me fortalecía. Ahora un ciclo cerrado», enfatizó.

«Enfrentó sus retos»

Pacheco se mostró complacida de «tener amigos» en este sistema educativo, «uno los acompaña, los guía desde el inicio hasta el final, es muy reconfortante para mí». «La modalidad tiene empatía, solidaridad, los profesores hacemos las devoluciones pedagógicas y les explicamos los contenidos, pero de los alumnos depende que logren su autonomía. En ese sentido, Dalma ya era responsable por su vida y sus acciones, supo encontrar los tiempos para enfrentar esos retos que tenía por delante y con ella misma», finalizó.

 «Dalma enfrentó sus retos y salió adelante», dijo la responsable de la sede educativa. 

Juntas salieron del colegio. A Dalma la estaba esperando su marido con quien se abrazó y besó. Grande fue su sorpresa cuando aparecieron sus hijos, amigas, niños y niñas. La empaparon con harina y le desearon el mejor de los éxitos.  

FOTO: Dalma Hurtado con su familia.  

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.