Emotiva cabalgata en honor a «Kin» Castañeira: «Me hubiese gustado disfrutarlo más»

Este sábado se realizó una cabalgata en honor al vecino winifredense Joaquín Eliseo Castañeira “Kin”. Era un hombre de campo amante del tradicionalismo, las costumbres criollas y siempre las promovía. Falleció el 27 de septiembre de 2016 a los 72 años. El martes se cumplirán seis años de su partida. La actividad fue organizada por sus amistades y sus familiares directos se sumaron a la iniciativa. Entre ellos su nieta Gianela quien sumamente conmovida declaró que le hubiera gustado «disfrutarlo más» a su abuelo.

Con las primeras luces del alba, los jinetes montados en sus respectivos caballos salieron desde la ex feria de Brandemann, ubicada al costado del acceso oeste de la localidad, y de campos situados en La Delfina, El Destino, Bajo de las Palomas, entre otros sectores de la zona rural. Recorrieron varios kilómetros hasta que llegaron al punto de encuentro: el predio de la Escuela rural 106 del Lote XX, que fue cerrada por las autoridades educativas provinciales, pero en cuyo edificio vive una persona. Está ubicada a la vera de la ruta provincial 10, a unos 20 kilómetros al oeste de Winifreda, camino a Victorica. Allí confluyeron 40 equinos y unas ochenta personas. Un gaucho llegó en sulky tirado por caballos.

Estaban presentes Mabel González, esposa de “kin” Castañeira, sus hijas Mirta, Graciela, Olga y Nancy y sus nietas Gianella de 21 años y Gina de 3 años. Los familiares del homenajeado izaron la bandera argentina y todos cantaron el Himno Nacional. Luego, cabalgaron por un camino vecinal e ingresaron al patio del establecimiento donde dejaron los pingos.  

Gianela, vestida de gaucha, portó el estandarte de la cabalgata.   

En diálogo con INFOWINI, Mirta Castañeira, manifestó sentirse «emocionada y muy agradecida con toda la gente que ha venido, nos ha tocado un día hermoso y compartimos un encuentro entre amigos porque nos conocemos todos». Al recordar a su padre, la campesina dijo que «era un amante de los caballos, de los asados, ayudaba en lo que podía como tantas otras personas que también merecen su homenaje. Su partida nos ha dejado un gran vacío, pero acá estamos homenajeándolo y disfrutando de lo que a él tanto le gustaba», en referencia al tradicionalismo.

Cuando se le preguntó si la presencia de tantos jinetes era una muestra cabal de que no olvidan a su padre, respondió que «seguro que extrañan a papá porque a él le gustaba todo esto. Los caballos uno mejor que otro, hermosos y bien cuidados por gente amable, cordial, todos han realizado donaciones para este encuentro. Solo tengo palabras de agradecimiento».

También, reveló que el caballo predilecto de “Kin” era «el famoso tobiano que estuvo en la cabalgata. Su nieta más chiquita, Gina, tiene un afecto especial por ese animal, es increíble verlos juntos todos los días, como si se entendieran».

Por su parte, Gianela Salvetti, señaló que la pasión que siente por las cabalgatas la heredó de su abuelo. «Siempre me llevaba a caballo, de chiquita desfilé con él en la fiesta del mate, tengo muchas fotos en la que estamos juntos». Con lágrimas en los ojos confió «la verdad que me hubiese gustado disfrutarlo más tiempo». Es que tenía 15 años cuando “Kin” dejó de existir. «Creo que desde arriba me está mirando y debe estar feliz de que yo ande a caballo», vaticinó. Estaba vestida de gaucha, una indumentaria que usa para sus actividades diarias. «Me encanta, la uso todos los días en el campo, es un honor andar vestida así», cerró la joven. 

La jornada culminó con un almuerzo criollo, al aire libre y gratuito. Sobre las parrillas se asaron seis corderos y varios pollos. Los asadores fueron varios vecinos, entre ellos Mario Corredera y Javier Rodríguez. 

La jornada culminó con un asado criollo. 
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.