Docente de Winifreda ingeniosa: dio una clase de geometría en los mosaicos de la plaza

Cuando los albañiles colocaron los mosaicos en la plaza San Martín de Winifreda nunca imaginaron que iban a ser aprovechados como un recurso educativo. Eso finalmente ocurrió el lunes en horas de la tarde.

Este cronista iba a cubrir otro evento cuando observó en la esquina de 25 de Mayo y Belgrano a un grupo de niños y niñas con una maestra. La noticia estaba allí. Alumnos y alumnas de sexto grado de la Escuela 104, sentados en la vereda, tomaban medidas con un transportador y una escuadra. La docente Graciela Castañeira les daba la tarea y los evaluaba. Estaba dando una clase al aire libre, fuera del aula, aprovechando las figuras geométricas que tienen los mosaicos.

En este sentido, la educadora contó que «soy docente de matemática y ciencias naturales de quinto y sexto grado, y con los chicos de sexto estamos trabajando en el área de matemáticas justamente el tema de construcciones geométricas». Confió que «la geometría enseñada en el aula de forma tradicional no es fácil de aprenderla, de apropiarse de los saberes». A su vez, añadió que «tenemos la suerte de tener un lugar especial como la plaza donde las figuras que están en la vereda son todas geométricas y aprovecho este material que es concreto para que ellos pueden verlo, tocarlo y trajimos los elementos de geometría para que puedan hacer mediciones y comparar figuras».

Cuando se le consultó qué figuras encontraron en los mosaicos, la docente quiso que respondieran sus alumnos/as. Consuelo enseguida señaló «cuadrados, paralelogramos, triángulos». Su compañera agregó «líneas rectas paralelas y perpendiculares». Castañeira precisó que «hemos encontrado triángulos rectángulos y ellos están verificando que tengan un ángulo recto y que la suma de los ángulos interiores sea de 180º en las figuras de tres lados y en las figuras de cuatro lados los ángulos interiores sumen 360º».

Con el transportador y la escuadra tomaron las medidas. «Si no tuviéramos estos elementos ellos saben que con una hoja de carpeta pueden medir tranquilamente los ángulos», indicó la docente.

Castañeira dio esta clase atípica en la plaza con la intención de que los estudiantes lleven a la práctica la teoría. «Esa es la idea, desde la matemática, que es una ciencia exacta y muy numérica, siempre trato de darles la aplicación práctica, entonces me pareció bárbaro con ellos venir a la plaza a tomar mediciones. Además se sorprendieron porque les dije que hoy les tomaba evaluación y cuando les dije que los traía a este lugar no lo podían creer. Y sí, esto es una manera de evaluar y ver cómo trasladan la teoría que vemos en el aula a la práctica».

Su declaración dio pie para preguntarles a los chicos y a las chicas si les gusta esta materia. Al unísono respondieron «Siii» y una alumna acotó «más si tenemos a la seño Graciela que nos enseña». «Es la mejor, siempre nos hace reír», dijo otra.  

Se les preguntó entonces si eso les da más ganas para estudiar y contestaron afirmativamente. «La idea es que todos los alumnos se sientan bien en el aula y si la pasamos bien aprendemos, por eso trato de darles lo mejor posible para que ellos se sientan cómodos y aprendan bastante», cerró Castañeira. Después se fueron a otro sector de la plaza en busca de más figuras y siguieron tomando medidas.

FOTO: La docente aprovechó las figuras de la plaza para dar una clase de geometría a sus alumnos/as.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.