Historias de la Patria: el día que Belgrano disfrazó cardones como si fueran soldados

Cada 20 de junio se conmemora en la Argentina el Día de la Bandera porque se cumple un nuevo aniversario de la muerte de Manuel Belgrano, quien fue el creador del pabellón nacional y falleció en 1820, hace exactamente 202 años. 

Belgrano fue una de las figuras más trascendentales para la constitución de la Patria. Entre sus muchas hazañas, intervino en el éxodo del pueblo jujeño, uno de los mayores sacrificios realizados por la población civil en aras de la libertad. Miles de personas de distintas edades abandonaron sus ciudades, quemaron sus campos, y emprendieron un recorrido de más de 360 km hasta Tucumán, dejando tras de sí solo tierra arrasada. En ese momento Belgrano tuvo una ingeniosa idea para detener el avance realista: disfrazó a los cardones como si fueran soldados de la revolución.

Los pormenores de esta epopeya histórica, que no figuran en los manuales escolares, fueron contados por un guía turístico a un contingente integrado, entre otros, por el responsable de este portal de noticias cuando realizó un viaje por el norte de nuestro país.

Quebrada de Humahuaca

El guía relató que «la Quebrada de Humahuaca, Patrimonio de la Humanidad, es muy importante para la historia de Latinoamérica y Argentina porque las mayorías de las guerras de la independencia fueron protagonizadas en ese lugar. En 1812, después de la Revolución de Mayo, los españoles estaban enojados y empezaron a mandar ejércitos para que vengan a pelear contra ese primer Gobierno Patrio. Al general Manuel Belgrano le ordenan que llegue al norte argentino porque estaba por entrar un gran ejército realista. Belgrano toma el mando del Ejército del Norte que estaba abatido porque había perdido muchas batallas, además muchos soldados sufrían de paludismo. Forma un ejército de 800 soldados y para subirles la autoestima les presenta la bandera, que era azul y blanca. Todos sus soldados le juran lealtad».

Estratega

«Después, empieza a subir la Quebrada de Humahuaca y advierte que el ejército realista era mucho más numeroso que el suyo: estaba bajando con más de 5.000 soldados por La Quiaca. Belgrano se da cuenta que naba iba a poder hacer y decide emprender la retirada.

Pero antes, piensa en una estrategia para detener la marcha de cientos y cientos de hombres al mando de Pío Tristán, quien había sido amigo y compañero suyo en la Universidad de España. Mira un campo lleno de colonias de cardones, que a lo lejos parecen personas. Se le ocurre la idea de disfrazarlos, de ponerles un poncho y un sombrero a varios de ellos, intercalados para que a lo lejos parezcan un gran ejército. Eso hizo que Tristán detenga su marcha», continuó el guía con su relato. 

Éxodo

«Belgrano aprovecha para trasladarse hacia San Salvador de Jujuy donde les ordena a todos sus pobladores que  abandonen sus casas, quemen sus cultivos y envenenen el agua para que los españoles, cuando llegaran, no puedan consumir nada. Más de 5.000 personas, entre mujeres, ancianos y niños, acatan las órdenes de Belgrano y caminan más de 300 kilómetros para llegar a Tucumán. Este acto heroico de los jujeños se lo conoce con el nombre de Éxodo».

«Posteriormente en batallas libradas en Tucumán y Salta se logra derrotar definitivamente al ejército de Tristán. Estas batallas fueron fundamentales para que el 9 de Julio de 1816 se proclamara la Independencia Argentina», finalizó el guía.    

Cabe agregar que Belgrano fue el primero de estas tierras en hablar de género y los derechos de las mujeres. Además, fue el primero en alertar sobre la cuestión del medio ambiente y la contaminación de los ríos. Y también llevó la bandera del respeto a la tierra y a los derechos de los pueblos originarios.

FOTO: Cardones en la Quebrada de Humahuaca. Belgrano los disfrazó de soldados para desorientar a los realistas. 

Fidelidad a la Bandera: emotiva promesa de estudiantes winifredenses

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.