Hoy es San Expedito, patrono de las causas urgentes y justas

El 19 de abril la iglesia católica celebra al Santo de las causas urgentes y justas. Miles de fieles rezan, acompañan y agradecen la intersección de este mártir católico. Las parroquias y templos de todo el país realizan una celebración, la bendición y rezan su oración.

 ¿Sabías que San Expedito fue un militar romano?

Según la creencia popular, Expedito era un militar que formó parte del ejército romano entre los siglos III y IV. Mientras desarrollaba sus tareas bélicas decidió convertirse al catolicismo por obra y gracia de Dios, y una acción que cambió su vida durante una batalla en la cual su ejército salió victorioso «por milagro». Cuenta la tradición cristiana, que en ese momento se le apareció un cuervo para intentar disuadirlo, pero sin éxito.

Una vez que adoptó la fe cristiana comenzó a predicarla entre sus compañeros de tropa, actitud que molestó al entonces emperador romano Diocleciano, quién ordenó su muerte. Finalmente, el 19 de abril del año 303 Expedito fue decapitado en la ciudad de Melitene.

Santo patrón de…

Expedito es el santo patrono de las causas justas y urgentes. Sin embargo, lo que seguro desconocías es que también es abogado de las causas imposibles (lo que comparte junto a Santa Rita); protector de los militares, los estudiantes, los jóvenes y los viajeros; patrono de las causas legales demasiado prolongadas.

Oración a San Expedito

San Expedito bendito protector nuestro:
guerrero y mártir que ahora gozas del Paraíso Eterno,
hoy me arrodillo ante ti para pedir tu asistencia,
te reclamo con urgencia y fervor
para que vengas en mi auxilio.

Las necesidades urgentes que hay en mi vida
no me permiten el descanso
vivo en estado de preocupación y de depresión continua.

Me siento solo y desesperado,
el abatimiento me acompaña,
el desconcierto me guía, y el sufrimiento se ha apoderado de mí.

Tú que eres el santo patrón de las causas justas y urgentes, ayúdame, santo glorioso, a levantarme.

Te pido que acudas presto y derrames sobre mí
el valor, la energía, la esperanza,
que alivies mis penurias y miserias,
para que con tu mediación logre solucionar 
las angustiosas necesidades,
los problemas económicos que me apremian
y la ruina de la que no sé como salir,
te pido que con tu caridad me concedas:

(Mencionar ahora la petición).

Ayúdame a utilizar mi coraje,
a desarrollar mi fuerza y potenciar mi voluntad,
para que la terrible situación por la que ahora estoy pasando, se resuelva pronto y todo quede en un recuerdo, que todo sea una experiencia que tuve que pasar para aprender y mejorar,
y que solucionados los obstáculos
se abran mis puertas a un futuro de éxito y prosperidad.

Glorioso San Expedito, oye mi suplica,
te ruego atiendas mis ruegos con urgencia.

Gracias san Expedito, santo benevolente,
pues sé que estas aquí conmigo, escuchándome,
y que mi mejoría comenzará en este mismo momento,
yo te lo agradeceré el resto de mi vida
y llevare tu nombre al que lo precise.

FOTOS Y FUENTE DE INTERNET.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.