Adriana García dejó inaugurado el Paseo de las Vías en el 107º aniversario de Winifreda

Los presentes en la fiesta felicitaron a la intendenta Adriana García y a su equipo de gestión por estas obras públicas que recuperan y revalorizan el eje histórico de la localidad constituyéndose en un nuevo punto de encuentro de los winifredenses y orgullo local. Formarán parte de un circuito turístico.

Winifreda arribó ayer a su 107º aniversario y lo celebró con la inauguración del Paseo de las Vías, ubicado en el predio de la antigua estación de trenes. En ese espacio se puso en funcionamiento una maravillosa fuente de agua multicolor y se colocó una réplica del histórico reloj de sol. También, se restauró e iluminó un inmueble del ferrocarril reconvertido en Casa de la Cultura. Además, fue inaugurada la restauración de la fachada de un edificio histórico que alberga en sus instalaciones a una panadería con horno a leña, la única del pueblo activa comercialmente. Hubo un espectacular show de luces y sonido. El público disfrutó de las actuaciones musicales de Nieves Cabral, Sueño Stereo y El Arrebol.  

Los trabajos en su gran mayoría estuvieron a cargo de empleados municipales. Otros fueron realizados por particulares. Los presentes en la fiesta felicitaron a la intendenta Adriana García y a su equipo de gestión por estas obras públicas que recuperan y revalorizan el eje histórico de la localidad constituyéndose en un nuevo punto de encuentro de los winifredenses y orgullo local. Formarán parte de un circuito turístico. 

Un Paseo en detalle

En cuanto al Paseo de las Vías, está compuesto por 2.000  metros de veredas hechas con contrapisos revestidos con mosaicos de piedra lavada y hormigón estampado. Pueden apreciarse desde la avenida Raúl Alfonsín y pasan al costado de los andenes que formaban parte de la antigua estación. El lugar fue iluminado con 14 lámparas  Led, cuenta con cestos de residuos, bancos de madera y hierro, juegos infantiles, riego por aspersión, césped y árboles. Se volvieron a colocar los letreros de madera con el nombre de Winifreda escrito con la tipografía que utilizaba la compañía que administraba el ferrocarril hace décadas.

En el lugar, de noche resalta la fuente de agua multicolor construida por empleados municipales. Es una medialuna de 30 metros de diámetro. Su centro tiene 8 metros de diámetro con un pico de agua central acompañado de cuatro picos. Tiene una circunferencia con 12 picos de agua y dos cortinas laterales con 20 picos en total. Todos impulsan el agua de manera vertical. Cinco bombas le dan presión al agua, que se acumula en un depósito de 30.000 mil litros y se va reutilizando. 

Tiene instalada 40 luces Led RGB que le dan una colorida gama de colores a los chorros de agua. Esto la hace realmente sorprendente, por eso todos/as se detienen a contemplarla y a sacarse fotografías junto a ella. Los visitantes seguramente querrán llevarse esa postal de recuerdo.  

Reloj de sol

En otro sector resalta una réplica del histórico reloj de sol, que fue colocada sobre un basamento de cemento. El original fue destruido por manos anónimas en 2016. Su reposición era muy esperada y fue celebrada en redes y durante el acto aniversario. 

Por su parte el inmueble ferroviario reconvertido en Casa de la Cultura fue declarado «Lugar Histórico y de Interés Municipal y Comunitario» por el Concejo Deliberante tras una iniciativa impulsada por la intendenta Adriana García. La renovada edificación conserva su arquitectura inglesa. En el interior del edificio se pintaron las paredes, el piso original de pinotea y el techo. Además, se hizo una nueva instalación eléctrica. En el exterior se sacaron las capas de pintura que recubrían las paredes que durante años habían sido repintadas y se volvieron a pintar con un color más a tono con la época. Las aberturas (ventanas y puertas) recibieron un cubrimiento que permitió recuperar el color que tenía originalmente la madera. El plan de mejoramiento incluyó la colocación de lámparas Led en el andén y en los reflectores que orientan las luces hacia la fachada y los laterales. El histórico edificio luce esplendoroso en horario nocturno. En sus instalaciones funciona una especie de centro de informática con computadoras que están disponibles para tareas de estudio, escanear, imprimir y demás usos. 

A metros de la Casa de la Cultura está entronizada la virgen de Fátima en un santuario construido hace más de doce años el cual fue hermoseado. Ella fue testigo silenciosa de la construcción del Paseo de las Vías y sus encantos.

Panadería restaurada

El emblemático edificio restaurado tiene más de 80 años y nunca había sido conservado en su exterior. Por eso los trabajos comenzaron con el lavado de las paredes con una hidrolavadora. Luego, se restauró con cal la junta de los ladrillos que estaban deteriorados por el paso del tiempo. Después, se les aplicó una pintura protectora o revividora de ladrillos para que resalten visualmente. La obra siguió con el revoque de zócalos a unos 0,80 centímetros de alto en 40 metros lineales de pared. La puerta de ingreso al local recibió una pintura sintética en tono gris y las ventanas de hierro fueron pintadas de color negro y se cambiaron los vidrios. Los obreros terminaron las veredas de ladrillos. Su fachada está iluminada.

En cuanto a las herramientas, la amasadora y sobadora  son las originales al igual que el horno a leña. Solo se renovó la armadora de pan. El inmueble conserva su nombre comercial de Panadería «El Indio». Es la única con horno a leña, atendida por Oscar Rhil quien acumula 50 años como obrero panadero. Está ubicado en la avenida Raúl Alfonsín, frente a la fuente de agua multicolor. Su puesta en valor fue posible gracias al plan municipal e recuperación de edificios históricos.  

Video: Show de luces y sonido en la inauguración del Paseo de las Vías. 

FOTO Central: Fuente de agua multicolor 

Especial suplemento 107º aniversario de Winifreda. Diario LA ARENA/INFOWINI. 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.