Mariela Taramarcaz, la única arquitecta radicada en Colonia Barón: «La arquitectura es un servicio»

Mariela Taramarcaz tiene 26 años y es la única arquitecta radicada en Colonia Barón, su pueblo natal. Actualmente dirige la construcción de viviendas del Plan Procrear, entre otros trabajos particulares. En las obras intercambia opiniones con los albañiles quienes respetan su profesionalismo. Considera a la arquitectura como «un servicio» al cliente y a su estudio lo bautizó «Tierra Baya» inspirada en un representativo tema del cancionero popular pampeano.   

El abuelo constructor

Cuando era estudiante secundaria dos situaciones influyeron en su vida para que siguiera la carrera de arquitectura. Las dio a conocer. «Cuando el Instituto José Hernández cumplió 50 años a varios estudiantes nos citaron para hacer la maqueta del colegio secundario. Tomamos las medidas de todo el edificio, una tarea que me gustó mucho hacerla. Por otra parte, mi abuelo materno Oscar Rosso, de Villa Mirasol, es constructor de toda la vida. Siempre viví de cerca sus obras». En 2014, la egresada partió hacia Córdoba junto con un grupo de ocho egresados de su promoción. Todos estudiaron distintas carreras en la Universidad Nacional de Córdoba.

Recibida en pandemia

Mariela terminó arquitectura en 6 años y cuatro meses. Para ese entonces reinaba la pandemia extrema. El último año y medio de cursada lo destinó a preparar su tesis titulada «Renacer del cinturón verde».

Según explicó, «Córdoba en toda su periferia tiene un cinturón verde donde se producen hortalizas para venderlas en la ciudad. Nuestro proyecto apuntaba a que el gobierno construyera en ese lugar viviendas de tipo industrial y autosustentables con la porción de tierra necesaria para que las familias la trabajaran y pudieran autoabastecerse de alimentos y a su vez venderlos y obtener de ellos el valor de la canasta básica familiar. La particularidad era que el terreno productivo siempre sería del Estado, entonces si una familia no trabajaba la tierra se la daban a otra». El trabajo lo preparó junto a los estudiantes cordobeses Renato Beltramino y Magalí Acuña, hoy excelentes profesionales, resaltó. Expusieron la tesis por videollamada. Renato estaba en Córdoba Capital, Magalí en Despeñaderos y Mariela en Colonia Barón. Los tres profesores en sus respectivas casas. Aprobaron con un 10.

Surge «Tierra Baya»  

«El 16 de marzo de 2020 decidí volverme al pueblo porque empezaba toda la psicosis del Covid. Nunca más volví a Córdoba hasta que recibí el diploma el 1 de marzo de 2021», recordó la arquitecta. No pasó mucho tiempo en que «unos chicos apostaron por mí para hacer su casa, otros una nueva fachada, una ampliación y de repente fueron surgiendo así muchos trabajos».

Al principio, las reuniones con sus clientes eran en la casa de sus progenitores. «Un día, en horas de la noche, les estaba mostrando un video de una vivienda a una familia. Mi mamá estaba detrás nuestro preparando la ensalada para un asado y pasa mi abuela con la carne por el frente nuestro. En ese momento me dije ´tengo que tener un lugar solo para mí´». Confesó que «fue muy difícil encontrar un inmueble porque estaban todos alquilados hasta que dimos con uno en la calle Don Bosco». Su madre, padre, hermanas, abuelos, amigos/as y su novio se pusieron manos a la obra y lo refaccionaron. «Mi papá tiene un taller de chapa y pintura y me hizo el amueblamiento. Estuvimos trabajando dos meses y lo abrí al público el 21 de junio de 2021. Al día siguiente, me empezó a llegar más trabajo», contó emocionada.

A su estudio no quiso ponerle su nombre sino que lo bautizó «Tierra Baya», en referencia a la representativa canción pampeana «Y el viento va» de Carlos Groisman y Oscar García integrantes del recordado grupo musical Cantizal. «Si alguna vez me tocaba trabajar fuera de mi provincia quería que ese nombre y esa canción me identificarán como pampeana», se sinceró.

Sobre una pared tiene una gigantografía de la región donde piensa brindar sus servicios. Abarca las localidades de Colonia Barón, Villa Mirasol, Quemú Quemú, San José, Miguel Cané, Mauricio Mayer, Colonia Inés y Carlota y Winifreda. Ya recibe consultas y clientes de localidades fuera del radio del mapa. 

La arquitecta indicó que actualmente está dirigiendo «una  obra grande en Villa Mirasol. Es una vivienda de 300 metros cuadrados aproximadamente que diseñé. Además, se están construyendo viviendas del Procrear y me encargo de la dirección técnica de esas obras. Me han contratado para hacer reformas a inmuebles, casonas viejas que se transformaron en locales comerciales».

La arquitectura, «un servicio»

Mariela reconoció que «la pandemia hizo que yo volviera a mi pueblo natal. Siempre quise hacerlo, pero no me imaginaba que iba a ser tan rápido”. En cuanto a su profesión, analizó que «para mí la arquitectura es un servicio hacia la persona que me contrata. Cada metro de pared que se agrega en una obra es dinero y hay que cuidarlo. Por eso me propongo llevar la arquitectura al máximo de la eficiencia eso significa que con poco dinero podes tener una casa hermosa». Con satisfacción afirma que «me encanta lo que hago, me gusta estar en las obras». Se le preguntó si los albañiles aceptan sus sugerencias. Al respecto, respondió: «Es un intercambio de opiniones y de saberes, entre la experiencia y lo académico». Su plan es «formar un equipo de trabajo conformado por ingenieros/as civiles, electricistas, gasistas, constructores, y demás profesionales de la construcción. Estoy conociendo a diferentes personas y su forma de trabajo».

«Compartimos ideales»

Mariela Taramarcaz vive en pareja con Santiago Hollmann. Se conocen desde adolescentes y cursaron juntos el colegio secundario de Colonia Barón. Ambos integraban aquel grupo de baronenses que emigraron a Córdoba a seguir una carrera universitaria. «Nos pusimos de novio y nos enamoramos en Córdoba, acá no nos queríamos mucho», dijo Mariela entre risas. «Los dos compartimos los mismos ideales y volvimos a Barón. Somos pareja desde 2015. Santiago se recibió en diciembre pasado de Kinesiólogo y la idea de trabajar en su pueblo es la que más le gusta, de hecho ya lo está haciendo», finalizó.

FOTO: Mariela Taramarcaz diseña sus obras en su estudio de arquitectura. 

Especial 107º aniversario de Colonia Barón.   

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.