Jardineritos ya tienen clases en el nuevo edifico escolar: «Ahora hay que llenarlo de risas»

Un acontecimiento histórico ocurrió este miércoles en Winifreda. En el marco del inicio del ciclo lectivo 2022 abrió sus puertas el nuevo edificio del Jardín de Infantes 31 emplazado en el patio de la Escuela 104. Es la primera vez que la localidad cuenta con un inmueble de estas características destinado exclusivamente para la comunidad educativa del nivel inicial que ahora tiene su sede propia. Desde hoy ya disfrutan de sus instalaciones unos 88 alumnos y alumnas.

Los jardineritos entusiasmados llegaron al JIN acompañados por sus madres, padres, abuelos, abuelas y demás familiares. Todos se sacaron una foto frente al ingreso principal y junto a un cartel impreso que dice «¡Bienvenidos siempre! No sabes lo lindo que se pone el jardín con tu sonrisa». Luego, las maestras jardineras invitaron a las familias a pasar al Salón de Usos Múltiples y muchos aprovecharon para recorrer las flamantes instalaciones. Quedaron asombrados al verlas.

Aprendizajes y alegrías

No hubo una inauguración formal. No obstante, la directora del JIN Alejandra Cuadrado, y la coordinadora de Nivel Inicial, dependiente del Ministerio de Educación de La Pampa, Marta Signorelli, dieron la bienvenida a los niños, niñas y a sus familiares. Les desearon que tengan «un gran año cargado de aprendizajes y alegrías».

A la hora de los discursos, Cuadrado transmitió su beneplácito porque «este año estamos todos juntos en un espacio propio, tenemos que agradecer muchísimo eso. Este es un lugar soñado y esperado por las seños, sus alumnos y todo el pueblo. Es un edificio nuevo y con todas las comodidades». Seguidamente recordó que «estuvimos muchos años en la Escuela primaria 104 donde recibimos todo el apoyo para funcionar. También agradecemos a la municipalidad que siempre contamos con su ayuda cuando lo requerimos». «Tener nuestro propio edificio era lo que estábamos esperando hace mucho tiempo. Ahora hay que llenarlo de risas y sabemos que estos niños lo van a hacer. Les deseo un gran año cargado de aprendizajes y alegrías», cerró su alocución.

Edificio diseñado para chicos

Por su parte, la coordinadora Signorelli manifestó sentirse contenta «de poder iniciar un nuevo año escolar después de los últimos dos que hemos tenido y que (debido a la pandemia) han sido tan especiales. Ojalá podamos mantener una presencialidad plena». A su vez, resaltó la calidad constructiva del edificio cuyos espacios son los adecuados para los infantes y sus docentes. «Estamos felices y dichosas porque vamos a disfrutar un lugar que ha sido diseñado para los chicos. En Santa Rosa tenemos muchos jardines que están funcionando en lugares que no fueron pensados para albergar jardines de infantes, en cambio estas instalaciones son ideales. Y si a esto le sumamos el equipo docente creo que todos van a tener un muy buen año». La funcionaria de la cartera educativa les pidió a las familias que «sigan todo el año acompañando al JIN porque solo no puede, necesita del acompañamiento de todos ustedes».

Actividades

Las docentes Noelia Portaro y Graciela Verdasco prepararon una coreografía que hizo bailar a los jardineritos. Luego, los pequeños se trasladaron hasta las salas de 4 y 5 años totalmente equipadas donde compartieron sus primeras actividades prácticas junto con sus padres y madres. También, disfrutaron de los juegos colocados en el patio de la institución. El primer día de clases fue bastante distendido y sirvió para que docentes, alumnos y alumnas se adecuen a los nuevos espacios. Las docentes Cecilia Cufré y Stella Lalli fueron las encargadas de darles la bienvenida a los niños/as del turno tarde. Ambas estuvieron acompañadas por la vicedirectora Gabriela Somovilla. La docente Claudia Reinhardt comunicó que trabaja como secretaria administrativa del JIN 31 en la Escuela 105 de Santa Rosa. 

Historia

Cabe mencionar que este JIN que abandonó el macrismo fue concluido por el Gobierno de La Pampa. La administración pampeana licitó la terminación de la obra en noviembre de 2020, y en septiembre de 2021 la empresa ganadora de la licitación, Cuello Construcciones de Santa Rosa, terminó los trabajos con un presupuesto que superó los 25 millones de pesos. «Empezamos una obra y la terminamos», afirmó Ricardo Cuello el constructor del JIN.  

Este edificio tiene una superficie de 335 metros cuadrados e incluye equipamiento, juegos, biblioteca, instalación de datos, sanitarios para cada sala, para docentes y personas con discapacidad. La empresa constructora se hizo cargo de todo lo mencionado. En este sentido, fue instalado el sistema de calefacción por radiadores. También, fueron colocados cuatro termotanques de agua caliente y aires acondicionados en aulas y oficinas. La colocación de cielo raso flotante de placas microperforadas le darán buena acústica a los distintos espacios. Los sectores se distribuyen en cocina equipada con bachas dobles de acero y cocina industrial, sala de máquinas (alberga la caldera), depósito, tres aulas de 22 metros cuadrados cada una, dos oficinas, sala de recepción y siete baños calefaccionados con sus respectivos accesorios, uno de ellos para personas con discapacidad. El piso de las aulas es de goma para evitar resbalones y las habitaciones restantes tienen pisos de mosaicos al igual que las veredas perimetrales. Además, cuenta con un SUM de 120 metros cuadrados más pasillos de circulación.

FOTO: Alumnos y alumnas realizan clases prácticas con sus padres y madres en las modernas instalaciones. 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.