Municipio ecológico: Winifreda recicló y vendió 170 mil kilos de residuos

En los últimos tres años, la Municipalidad de Winifreda vendió casi 170 mil kilos de materiales reciclables. Estos fueron comercializados luego de la clasificación, compactación y enfardado que personal municipal realiza en la planta de tratamiento con los residuos inorgánicos que ingresan al predio. Desde el municipio celebran que semejante cantidad de basura «no se enterró ni se quemó».  

Ante una consulta efectuada por este medio, desde el municipio informaron que las ventas masivas de mercadería compactada en forma de fardos comenzaron en 2019 cuando se vendieron 50.570 kilogramos de residuos recuperados. En 2020, año de la pandemia extrema, distintos transportes se llevaron 57.600 kilogramos y en 2021 salieron del pueblo 60.640 kilogramos. De esta manera, casi 170.000 kilos de basura no fue enterrada ni quemada sino reaprovechada en el circuito productivo como nueva materia prima. Sin dudas un gran avance que repercute en el cuidado del ambiente y la limpieza del pueblo. Cabe mencionar que el vidrio molido es comprado por una empresa de Mendoza y el resto de los materiales (cartón, plásticos, papeles, aluminio) por un santarroseño que a su vez los comercializa en firmas recicladoras de Buenos Aires. Los compradores llegan a la planta con sus respectivos camiones.

Ingresos

Desde la comuna aportaron otro dato interesante: el nivel de venta de reciclados del año 2021 significó un ingreso de casi 315 mil pesos y esa liquidación anual se repartió en partes iguales entre los trabajadores/as de la planta. Esto venía sucediendo en años anteriores y se seguirá repitiendo. Esa plata antes se «enterraba» y ahora termina en distintos comercios por intermedio de los/as municipales. Los informantes explicaron que el material reciclado aumenta año tras año porque la localidad va creciendo con la aparición de nuevas viviendas construidas en loteos y por ende el consumo y la producción de basura hogareña es mayor. A su vez observan que los frentistas en su mayoría asumieron el compromiso de separar correctamente los residuos en sus casas.

Más ventas

Hace unos días desde la planta salieron 9 toneladas de material reciclado compuesto por chapas, aluminio, cartón, plástico y papel. «Con nuestro esfuerzo y el compromiso de cada vecino es como se logra avanzar. Mil gracias a cada una de las personas que separan los residuos en sus casas. Sin su ayuda esto no sería posible. Sigamos separando por un pueblo más limpio», fue el mensaje que postearon en redes los trabajadores/as del lugar, cuya tarea es continuamente valorada por la gestión de gobierno municipal.

Modelo a seguir

Vale recordar que el programa de separación de residuos en origen y recolección diferenciada fue reactivado en 2016. Desde entonces es un modelo a seguir por muchos municipios. De acuerdo al protocolo establecido, en cada vivienda los inorgánicos se vuelcan en bolsas de consorcios o cajas y actualmente son recolectados en horario nocturno. Los orgánicos deben volcarse en un recipiente plástico y los sanitarios en bolsas rojas. Ambos son retirados en horario matutino. En tanto los patogénicos se descartan dentro de un plástico duro que se debe acercar al hospital.

Cabe destacar que los empleados/as de la planta realizan el triturado de botellas, la separación de los plásticos por categoría y color, el acondicionamiento de papeles y cartones y el prensado para el almacenamiento de los materiales en forma de fardos. Gracias a esta valiosa tarea de tratamiento, los residuos pueden ser comercializados y se logra minimizar el impacto negativo en el ambiente.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.