Winifredenses apuestan a las verduras ecológicas y municipales

Huerteros cosecharon una nueva tanda de verduras de las huertas municipales y las vendieron directamente a los consumidores en la denominada Feria Verde, la primera del año, que se llevó a cabo el jueves en la vereda del parque Oscar Rojo, organizada por la Municipalidad. Los vegetales son cultivados mediante técnicas de agricultura ecológica que prescinde de agroquímicos. La jornada comenzó bien temprano.

Berenjenas y chalotes 

«Con los chicos que tengo a mi cargo nos acercamos a las huertas a las 5 de la mañana, improvisamos una luz casera y fuimos cosechando. La idea fue traer todos vegetales frescos», comentó Marcela Díaz, encargada del emprendimiento comunal. Pusieron a la venta morrones, perejil, albahaca, berenjenas, bolsitas con ajos pelados, chalotes que es una especie de cebolla de verdeo grande, cebolla morada y acelga. También comercializaron huevos de la Granja Avícola Móvil. «Las berenjenas volaron y las chalotes las recomendamos porque son riquísimas», señaló y adelantó que «la semana que viene vamos a tener sandías». Fue tanto el interés que despertó la feria que «había gente esperándonos desde las 7 de la mañana», cuando la comercialización comenzaba media hora después. 

Elegidos por gastronómicos

Asimismo, Díaz consideró que los productos tenían «precios accesibles». La bolsa con dos o tres berenjenas costaba $150; las bolsitas de ajo $50; atado de perejil $50; atado de rucula $100; dos morrones $100; atado de acelga $100; media docena de huevos $100; bolsitas de cebollas $50 y 100 pesos de acuerdo a la cantidad. También, ofrecían provenzal fresco integrado por un mix de perejil y ajo.

Díaz garantizó que todos los vegetales son ecológicos. «No tienen químicos ni fertilizantes, es más nosotros hacemos un fertilizante casero que actúa como un repelente natural», indicó. La huertera reveló que gastronómicos locales preparan comidas y ensaladas con vegetales de las huertas municipales. 

Cabe destacar que el emprendimiento permanece abierto al público de lunes a viernes de 7 a 10 y por la tarde de 17 a 19. Los sábados cierran la tranquera y se dedican al mantenimiento del terreno cultivable para aumentar la producción. Además, arman «pedidos grandes» hechos por casas de comidas. «Tenemos clientes que dos veces por semana nos compran de todo y en cantidad», dijo Díaz. 

Plantinera

A su lado estaba Maximiliano Santillán, empleado de la plantinera municipal donde se producen plantines de hortalizas y aromáticas de calidad que luego son trasplantados en las huertas. «Me dedico al sembrado de las semillas en bandejas o macetitas, esa es la base fundamental para que después del otro lado tengan preparado el terreno para sembrar las plantas», explicó Santillán. A su vez, Díaz indicó que «cuando los plantines de lechuga o acelga tienen más de 25 días son trasplantados en las huertas». «Continuamente hay que regarlos, llevan mucha agua para que no se vengan abajo. Es un trabajo que merece mucha atención, tenemos que meterle horas y dedicación», afirmó el muchacho. «Me encanta tener contacto con el público y que la gente me vea activo. Aparte el grupo de compañeros que tengo te hace trabajar más tranquilo», cerró su intervención. 

En el final Díaz agradeció a la intendenta Adriana García por «confiar en nosotros», al ingeniero agrónomo Daniel López «por su asesoramiento» y al capataz Fernando Putero «que siempre pone a nuestra disposición vehículos y herramientas». En las huertas trabajan ocho personas y dos en la plantinera, todas a cargo de Marcela Díaz.

La familia Cornelis-Navarro también comercializó sus vegetales orgánicos en la feria. 

FOTO: Una ama de casa compra vegetales para la dieta hogareña 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.