Reclaman limpieza de terreno: «Pago mis impuestos y pido una solución»

Una vecina winifredense denunció que una vivienda fue derribada y los escombros quedaron contra la pared de su casa y esparcidos en el terreno que linda con su propiedad. Un pozo ciego sin amurar y malezas que son un refugio propicio para la proliferación de insectos y alimañas completan el desagradable panorama del predio, ubicado en Esteban Larco y Calderón. Como contribuyente, la mujer exigió que la Municipalidad intensifique los controles e intime a los propietarios del lugar a que lo limpien. Pidió una pronta respuesta, aún no la recibió. 

Daños materiales y ambientales

La afectada expuso esta situación en una carta que el 12 noviembre del año pasado le envió al presidente del Concejo Deliberante y viceintendente, Sergio Bellendir, y por su intermedio al resto de los concejales (Frejupa y UCR). La misiva fue escrita por Elsa Araujo quien convive con su pareja Carlos Tueros, «con el fin de hacerles conocer la situación de daños materiales, ambientales y de salubridad que estamos pasando hace un largo tiempo». Señala que «la causa» de los males mencionados es «una propiedad lindante a mi vivienda de Julio Calderón 485. Primero fue un pozo ciego pegado a una de las paredes de mi casa, el cual nos perjudicó seriamente cuando penetraron las napas al dormitorio principal. Debimos realizar una importante inversión económica y de salubridad» para solucionar esa problemática sanitaria. Por este caso puntual «llevamos cuatro años de reclamos, varias veces ante quien fuera el primer propietario de la vivienda, luego ante el capataz municipal, secretario municipal y Juzgado de Faltas. En este organismo realizamos el reclamo personalmente y luego con notas acompañadas por fotos. Se nos solicitó una exposición policial la cual se realizó y se envió, pero jamás recibimos una respuesta, visita o gesto de solidaridad». 

Inacción

En otro párrafo, la vecina dio cuenta que los nuevos dueños derribaron el inmueble «dejando un terreno cubierto de escombros sobre las paredes de mi vivienda y el pozo ciego sin cerrar. Las malezas comenzaron a cubrir todo y actualmente es un depósito de alimañas (ratas, lauchas, murciélagos e insectos como mosquitos, arañas, hormigas, etc). Y por supuesto nuevamente el daño material a mi propiedad». «Todos los arreglos, la mano de obra y compra de materiales han sido solventados con mis propios recursos», asegura. Además, sostiene que «pago mis impuestos regularmente, por ello tengo derecho a solicitar una solución y el deber como ciudadana de luchar por la salud y el  ambiente».

Menciona que este terreno está localizado en una esquina de la zona urbana del pueblo, a escasos metros del galpón municipal. «Me pregunto quién o quiénes son los dueños y por qué no se los íntima a la conservación y cumplimiento de las ordenanzas», interroga. Se despide del funcionario comunal «esperando una pronta respuesta solidaria». Adjuntó imágenes del terreno repleto de residuos. La carta fue recibida en la comuna el 15 de noviembre. El predio continúa sucio y está cercado con alambrado.

FOTO: El terreno lleno de escombros y malezas que linda con la vivienda de una vecina que reclama su limpieza.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.