Deportivo Winifreda: Enzo Furch, talento y liderazgo

El experimentado jugador del Deportivo Winifreda ya convirtió 81 goles y va por más 

Enzo Furch forma parte de tres generaciones de futbolistas con el mismo amor por la pelota y el Deportivo Winifreda. Su abuelo Emilio Lucas y su padre Héctor Eduardo vistieron la camiseta del «Girasolero» y Enzo la defiende desde hace décadas. Su hermano menor, el internacional Julio Furch, también jugó en el Depo.

Enzo tiene 34 años, hace 18 años que juega al fútbol en torneos oficiales y una interesante historia en el Club Social y Deportivo. En este club hizo las categorías infantiles e inferiores y a los 16 años fue su debut en primera división y en la Liga Cultural de Fútbol. También ha jugado en clubes de Santa Rosa como All Boys y Belgrano y en Racing de Eduardo Castex, este último perteneciente a la Liga Pampeana. 

De primera 

Desde 2012 hasta la fecha es una referencia indiscutida en la primera división del Deportivo Winifreda. Su posición dentro de la cancha es la de mediocampista. Su primer entrenador fue Norberto «Coqui» Carnicero y en los últimos nueve años estuvo bajo las órdenes de Alfredo Sauro, Pablo «Pequi» Ponce, Luis Rocha, «Nacho» Archieri, Ramón Catalino «Chueco» Ramírez y Cristian Savarese, su actual director técnico. 

Goleador 

Es el máximo goleador del Depo. El resumen estadístico de su carrera arroja 81 goles. De ese total, 74 conquistas fueron jugadas para Winifreda, 4 para General Belgrano, 2 para All Boys y 1 para Racing Club. El primer gol de su historial lo convirtió en la capital pampeana en un partido entre Winifreda y Unión y Amistad en cancha del Deportivo Penales. 

Furch pasó varias etapas de su carrera lesionado y debió someterse a operaciones que lo alejaron algunos meses de su deporte preferido. En 2018 fue operado de una luxación de hombro en la Fundación Favaloro de Buenos Aires. Esta intervención quirúrgica lo dejó afuera del Torneo Federal al que Winifreda clasificaba por primera vez. Tiempo después tuvo una quebradura de peroné y permaneció enyesado. 

Decisión 

En otro orden, Enzo manifestó que siente «admiración» por su hermano Julio que viene de salir campeón en México con el Atlas, título que el equipo de Guadalajara no conseguía hace 70 años. El delantero pampeano nacionalizado mexicano surgió del Club Deportivo Winifreda y luego en Primera Nacional debutó en Olimpo de Bahía Blanca. Enzo reveló que «cuando a Julio lo convocan para una prueba en Olimpo a mí también me querían llevar, pero desistí porque en ese momento estaba cursando la carrera de Contador Público en la Universidad Nacional de La Pampa. Realmente preferí dedicarle horas al estudio universitario para poder recibirme. Por supuesto que me hubiese gustado jugar en el fútbol profesional de AFA, pero no estoy arrepentido de la decisión que tomé de quedarme en La Pampa». 

El reencuentro 

La Navidad fue muy especial para la familia Furch porque pudieron compartirla con Julio, su esposa e hija, algo que no sucedía desde 2014. Es que los calendarios del fútbol mexicano son apretadísimos, especialmente para los campeones, aunque en este caso el hecho de llegar a la final y tomarse las vacaciones a último momento le permitió a Julio volver a compartir la fiesta navideña con sus familiares directos en su pueblo natal. Al día siguiente se subió a un avión rumbo a Buenos Aires y de allí  voló al país azteca. 

Julio ya manifestó públicamente que quiere retirarse en Winifreda y espera que su hermano Enzo y Maximiliano Alles, otro de los veteranos del Depo, «sigan jugando unos años más para que podamos retirarnos juntos».

Amor por el club 

Mientras tanto, Enzo trabaja en su estudio contable y en 2022 iniciará otra temporada con el Depo que le ha dado sus mejores años deportivos. El amor que siente por el club es enorme. Ese sentimiento lo demuestra en cada partido donde siempre mantiene el espíritu bien arriba, nunca se rinde, le cede protagonismo a las nuevas generaciones, comportamientos que atraen la atención de la hinchada.

En su vida íntima, hace más de diez años que está en pareja con Mayra Poggio y es padre de dos hermosas niñas llamadas Sofía, de 3 años y Oriana, de 6 meses. 

FOTO: Enzo Furch con su hija Sofía en brazos dentro de la cancha

Especial: Suplemento «El Progreso de Winifreda y el Bienestar de sus habitantes». Diario LA ARENA 

Deportivo Winifreda: Maximiliano Alles, un símbolo de amor por la camiseta

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.