Día Nacional del Mate: un alimento que aporta minerales, antioxidantes y amistad

Este martes, como cada 30 de noviembre desde el año 2015, se celebra el Día Nacional del Mate, en tributo a ese compañero silencioso del día a día de los argentinos, que en épocas de coronavirus (COVID-19) se volvió más propio. Al respecto, la catadora Josefina Armendares señaló que la infusión aporta al organismo vitaminas, minerales y antioxidantes.   

Esta fue una de las definiciones que dejó la ingeniera agrónoma y catadora de mates cuando se presentó en la primera edición de la Fiesta Provincial del Mate desarrollada en 2018 en el vivero municipal de Winifreda. En este sentido sostuvo que la yerba mate «es un súper alimento, lo sabían los guaraníes, lo saben los médicos porque le aporta al organismo muchas vitaminas, minerales, aminoácidos, polifenoles y presenta la mayor concentración de antioxidantes. Es bárbaro para la salud». También es «muy bueno para los deportistas porque la mateína, que es el alcaloide que tiene la yerba mate, además de dar un gran estímulo al sistema nervioso central retarda la producción de ácido láctico en los músculos».

«En el mundial de Rusia había un montón de futbolistas extranjeros que tomaban mate porque, según ellos mismos manifestaron, aprendieron a tomarlo de un compañero argentino que tienen en sus equipos de origen y ahora no lo abandonan. Eso es buenísimo», acotó.  

Bebida virreinal  

Sobre una mesa, la sommelier mostró los distintos tipos de mates, entre ellos el pampeano, explicó el modo de curarlos, cómo se prepara correctamente la infusión, cuáles son las mejores bombillas y reseñó la historia de la yerba mate.

Ella es nativa de Pergamino, Buenos Aires. «La yerba mate crece solamente donde vivían los guaraníes: sur de Brasil, sur de Paraguay, noreste de Corrientes y Misiones. Cuando llegaron los conquistadores se encontraron con que estos aborígenes siempre estaban muy rozagantes, caminaban por la selva y nunca estaban cansados. Se dieron cuenta que era gracias a un polvo de hojas que llevaban en sus guayacas, unas bolsas que llevaban en la cintura. Hacían una maceración en agua fría, lo que hoy llamaríamos tereré y tomaban eso en una calabaza y usaban una caña tacuara perforada para filtrar el contenido. Así fue como el mate se convirtió en la bebida virreinal más popular porque la tomaba tanto el virrey como el último de los esclavos», reseñó.

Mate pampeano

«La semilla de la yerba mate es negra como un granito de pimienta. La cosecha se inicia en abril-mayo y se extiende hasta septiembre-octubre. El color de la yerba es verde seco. Cuando abrimos un paquete no deben aparecer hojitas negras o marrones. Si el color es verde fuerte o amarronado es porque se oxidó o se fermentó.

La gente, muchas veces, guarda los paquetes al lado del amoníaco, de los detergentes u otros artículos de limpieza, entonces la yerba se contamina muy rápidamente. Siempre aconsejo cerrar muy bien los envases y nunca dejarlos cerca de cebollas, ajos, porque captura los olores que tiene alrededor», expuso.

Con respecto a la preparación «es muy similar» en todas las provincias, pero cada una «le pone lo que le gusta, por ejemplo, en Córdoba es muy común tomar el mate muy caliente, muy dulce y con hierbas como peperina y burrito. En cambio, el mate pampeano una de las características que tiene es su boca muy chiquita para conservar el calorcito. Encontramos también el mate colectivero, camionero, tienen su denominación y forma específica», siguió contando.

La yerba posee tres componentes importantes: hojitas (grandes y chicas), polvo y palitos que deben ser parejos. «El Código Alimentario Argentino determina que una yerba elaborada con palo tiene que tener hasta el 65 % de hoja y 35 % de palitos. Y la sin palo tiene un 10 % de palitos. El polvo nunca hay que sacarlo», indicó la catadora.

Efeméride

Andrés Guacurarí, más conocido como «Andresito», fue el responsable de que se sancione la ley 27.117 que le dio vida a este festejo. Es que el caudillo fomentó la producción y comercialización de la yerba mate, además de participar en diversas luchas por la independencia de nuestro país.

Según los especialistas de Cachamate, una de las marcas pioneras en la elaboración de la yerba, el 90 % de los hogares eligen el mate todos los días por ser un producto que hace bien, sabe bien y es natural tanto en sus ingredientes como en su proceso de elaboración.

Si bien hay quienes defienden a capa y espada el mate amargo, en la actualidad existe una amplia oferta de variantes que le agregan un sabor especial. Además del mate dulce hay yerbas saborizadas con naranja, limón y diversas hierbas, e incluso, hay quienes le agregan a su mate miel, café u otros ingredientes.

FOTO: Armendares prepara un mate junto a la secretaria de Cultura provincial Adriana Maggio y la intendenta Adriana García.   

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.