Este año hubo un solo casamiento en Mauricio Mayer

Marisa Anabela Molina se desempeña como jueza de paz titular. Hace unos días renunció el primer juez de paz suplente, Alexis Damián Guette, aduciendo «motivos particulares». Su cargo está vacante y el Ejecutivo Municipal ya fue autorizado por el Poder Judicial de La Pampa, con sede en Santa Rosa, para que designe un reemplazante. La segunda jueza suplente es Yanina Zigler. La escribiente es Daniela Carina Grivetto. El Juzgado de Paz brinda los servicios de certificación de firmas, de fotocopias y recepción de denuncias por violencia de género. También, recibe los oficios judiciales que son ordenados por los jueces en el marco de una causa.

Mientras que Cintia Schönheiter es empleada administrativa del Registro Civil. En el marco de sus tareas cotidianas confecciona actas de nacimientos y  defunciones, preside casamientos y uniones convivenciales. Desde que comenzó el año hasta hoy hubo un solo casamiento. Miguel Ángel Schönheiter – tío de Cintia- y Mariana Lires dieron el «Sí» en la oficina pública. 

Funcionamiento

Una de las obras gestionadas por la intendencia de Mauricio Mayer ante Provincia es la construcción de un edificio propio para el Juzgado de Paz y el Registro Civil, reparticiones que desde hace más de una década funcionan en una reducida oficina del Concejo Deliberante. 

El Juzgado y el Registro Civil atienden a los habitantes de Mayer y de Colonia Inés y Carlota. Tanto las juezas como las empleadas administrativas de ambas reparticiones están continuamente formándose de manera virtual o presencial. Las cuatro trabajadoras fueron capacitadas en la Ley Micaela que establece la preparación obligatoria y permanente en perspectiva de género y prevención de las violencias contra las mujeres y personas LGTB+. La oficina está equipada con dos computadoras, dos impresoras y una fotocopiadora multifunción.

Lo cierto es que desarrollan sus actividades en un ámbito muy reducido y con falta de privacidad. Esto último se advierte cuando una vecina se acerca a radicar una denuncia por maltrato o a exponer su caso. Es atendida por la jueza de paz y las demás chicas deben retirarse a la sala principal del Concejo Deliberante que está cerca de la oficina donde trabajan.

Piden sede propia 

En este sentido, la diputada provincial Lorena Clara,  nativa de Winifreda, se hizo eco de esta necesidad y este año requirió al Ejecutivo Provincial que «a la brevedad posible instruya al área pertinente sobre la necesidad de construir el edificio del Juzgado de Paz» en Mauricio Mayer. La legisladora manifestó que el pueblo «debe contar con un inmueble que sea acorde y brinde las comodidades necesarias para el normal desenvolvimiento de las tareas habituales, garantizando a quienes llevan adelante su labor, un importante mejoramiento de las condiciones de trabajo». Clara resaltó que hace más de 13 años funciona el Juzgado de Paz en la localidad y hasta la actualidad no cuenta con sede propia, desarrollando tareas en el mismo tres personas permanentemente, y utilizando como lugar físico una pequeña dependencia del Concejo Deliberante. «El municipio cuenta con un terreno lindante al edificio municipal, que sería una interesante opción de ubicación para el Juzgado de Paz, y desde la comuna han expresado la disposición del predio para llevar a cabo la construcción solicitada», señaló Clara.

Acceso

Por otra parte, la diputada provincial Andrea Valderrama, es autora de dos proyectos de resolución solicitando al Poder Ejecutivo Provincial dos obras para Mauricio Mayer: la ampliación de la Posta Sanitaria y la repavimentación y señalización del acceso “Raúl Alfonsín” porque “no se encuentra en óptimas condiciones. Pueden observarse pozos y baches, producto del desgaste sufrido en la cinta asfáltica”, señaló en su iniciativa.  

FOTO: Miguel Ángel Schönheiter y Mariana Lires dieron el «Sí» en el Registro Civil 

Especial 107º aniversario de Mauricio Mayer

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.