Vecina de Winifreda sobre la golpiza a un policía: «Las dos partes estuvimos mal»

La vecina Belén Mazzina, dio su versión sobre el violento episodio ocurrido el domingo en horas de la madruga. A esa hora un policía fue atacado brutalmente por sus vecinos tras reclamar que cesaran con los ruidos molestos. «Las dos partes estuvimos mal», fue su evaluación de lo sucedido. 

Como se recordará el agredido fue identificado como Roberto Maldonado, suboficial de la policía pampeana que cumple servicios en la subcomisaría de Mauricio Mayer. En Winifreda atiende una despensa junto a su familia con la cual reside en una vivienda de barrio ubicada en la calle Meyer. 

Versión femenina

Sobre el episodio, la mujer recordó que «estábamos disfrutando de un cumpleaños y antes de que terminara nos quedamos todos en el patio, al costado de la casa, escuchando música. A las 4:30 aparece la policía y nos pide amablemente que bajemos el volumen, cosa que hicimos». Asimismo, aseguró que «en ningún momento empezamos a golpear la pared que divide ambas viviendas ni lo insultamos a Maldonado, siempre nos quedamos afuera», aseguró. También, reconoció que minutos después volvieron a elevar la música aunque, según ella, «no estaba tan alta». 

Los uniformados se acercaron por segunda vez al lugar. «Nos piden cordialmente que terminemos todo y en ese momento aparece Maldonado de civil con su mujer y su hijo cada uno con un palo en la mano. El hombre empieza a gritar que lo dejemos dormir, que lo teníamos podrido y a insultar a todos los que estábamos afuera. Como estábamos un poco tomados (sic) también lo empezamos a insultar», siguió contando Belén. «Me empieza a lanzar improperios desubicados, mi hermano se enoja y quiere pegarle. Cuando yo me doy vuelta para frenarlo Maldonado me pega con un palo en la cabeza dejándome un hematoma a la altura de la cien y me provoca traumatismo craneal. Obviamente eso desencadenó la pelea y todos empezamos a las piñas». En medio de la trifulca «nunca vi que le pegaran con una maceta en la cabeza». 

Según Belén, la policía fue testigo de todo lo que pasó y los mismos agentes le dijeron que se acercara a la comisaría y lo denunciara a Maldonado porque «él te agredió primero con el palo». «Quiero dejar aclarado que nadie lo amenazó con que le iban a prender fuego el negocio y la casa, y nosotros no teníamos armas de ningún tipo», afirmó la mujer. «Cuando se terminó todo cada uno se fue para su domicilio y en el trayecto me desmayo a causa del golpe, viene la ambulancia y me traslada al hospital. Hoy fui de nuevo para hacerme placas y demás estudios», dijo. 

Evaluación

«Las dos partes estuvimos mal. Nosotros en volver a subir la música, pero Maldonado no tenía ningún derecho de pegarme a mí que soy mujer ni a los otros chicos que todavía tienen la marca de los palos en el cuerpo. Eso me molesta mucho». «Soy una mujer que trabaja todo el tiempo, siempre respeté a los policías, nunca les falté el respecto excepto a esta persona que vino y agredió primero. Y fue desubicado con sus expresiones», cerró su testimonio, pero antes exhibió un certificado médico firmado por una doctora del hospital que dejó constancia de las lesiones que sufrió en partes de su cuerpo.

FOTO: Belén Mazzina exhibió certificado médico de las lesiones que sufrió en partes de su cuerpo.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.