Por la pandemia, infantes pampeanos comen mal y hacen poco ejercicio

Una encuesta realizada por un equipo de docentes de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de La Pampa a fines de 2020, mostró que las restricciones impuestas por la pandemia de Covid-19 impactaron en forma significativa en la dieta de los niños de 6 a 12 años al punto que podrían generar problemas de salud en un futuro cercano.

Los hallazgos revisten «un llamado de atención para los trabajadores de la salud infantil a fin de reforzar la ejecución de acciones tanto preventivas como terapéuticas», advirtieron las investigadoras en un ‘paper’ publicado hace unas semanas.

Con el objeto de explorar hábitos alimentarios y actividad física en la niñez durante la pandemia; estimar satisfacción corporal, sobrepeso y obesidad y describir hábitos que influyen en el estado nutricional en los niños pampeanos, un equipo de docentes e investigadoras de la Licenciatura en Enfermería de la FCEyN realizó a fines de 2020 una encuesta entre infantes de 6 a 12 años que arrojó algunos resultados preocupantes.

El equipo estuvo integrado por las doctoras Valeria Matzkin (MP 2795) y Alejandra Maldini (MP 1555) y la licenciada Romina Pilar Gutiérrez (MP 2837), quienes se desempeñan como docentes de la cátedra Nutrición y Salud Humana en la Licenciatura en Enfermería y también llevan adelante el Proyecto de extensión universitaria “NUTRI-UNLPam”.

La investigación y sus conclusiones se reflejaron en el paper «Hábitos alimentarios antes y durante la pandemia por Covid-19 en un grupo de niñas/os de La Pampa», publicado en el volumen 22, número 2 (abril-junio de 2021) de la revista de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN), tanto en la edición impresa como como en la versión on-line.

El relevamiento se desarrolló a través de una encuesta por GoogleForm, con preguntas sencillas y fáciles pensadas para que los niños de 6 a 12 años pudieran responderlas por sí mismos, aunque podían tener ayuda de sus padres. Al cabo de los últimos cuatro meses de 2020, 306 infantes respondieron las preguntas y las enviaron a las docentes.

Cambios detectados.

Esas 306 respuestas mostraron cambios mayormente negativos y algunos pocos positivos entre los niños que respondieron. Los datos sobresalientes son los siguientes:

-Se observó una reducción en la realización de actividad física durante la pandemia en un 27 % de la muestra.

-Se evidenció un escaso consumo de pescado, frutos secos, legumbres y semillas.

-Solamente el 15 % de los encuestados manifestó diariamente comer verduras y el 50% frutas y lácteos.

-El 40 % consumía jugos, gaseosas y bebidas azucaradas tres a cuatro veces por semana y 32% agregaba sal a las comidas como hábito diario.

-El 19 % de la muestra expresó la autopercepción de que durante la pandemia empeoró su alimentación.

-Se demostró un aumento tanto en las horas de sueño como frente a las pantallas.

-En relación a los datos antropométricos, el índice de masa corporal indicó: 15 % sobrepeso y 7 % obesidad.

-El 70 % estaba conforme con su peso, 26% le gustaría bajar y 4% aumentar.

El dato positivo fue que se detectó «el aumento de la participación en la preparación de comidas caseras y la comensalidad familiar», entendiéndose como comensalidad a la «reunión de la familia a la hora de comer».

Conclusiones.

La encuesta representó «una fuente reciente de análisis de los hábitos alimentarios en el contexto de la pandemia en la provincia de La Pampa», destacaron las investigadoras en las conclusiones del informe. «Los hábitos alimentarios de los niños en el período de pandemia acentuaron el consumo de alimentos de escaso valor nutricional como los jugos y gaseosas, y se resaltó la poca frecuencia de consumo de frutas y verduras lo que predice deficiencias nutricionales».

La actividad física descendió, mientras que crecieron las horas frente a la tecnología y el aumento de las horas de sueño, «siendo estas conductas las que favorecen el sedentarismo y la obesidad».

Los resultados antropométricos «concuerdan con los estudios argentinos de prevalencia de sobrepeso y obesidad» pero «alarman sobre la situación de disconformidad corporal» manifestada por esos infantes.

Estos hallazgos revisten «un llamado de atención para los trabajadores de la salud infantil a fin de reforzar la ejecución de acciones tanto preventivas como terapéuticas», concluyeron las investigadoras.

FOTO: docentes de la UNLPam investigaron sobre el impacto de la pandemia en la nutrición de niños pampeanos

REDACCION: Prensa y Comunicación FCEyN

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.