Funcionario visitó Winifreda: destacó «elevada calidad y productividad» de viñedos pampeanos

La Pampa está posicionada entre «el séptimo y octavo lugar» en el mapa vitivinícola nacional y sus viñedos «son de una elevada calidad y productividad», aseguró el titular de la subdirección de Agricultura del Ministerio de la Producción, Hernán Martín. El funcionario estuvo en el Polo Productivo de Winifreda. Allí dio una capacitación en poda de vid y olivos a los empleados municipales que trabajan en ese predio. A su lado estuvo el encargado del lugar, el ingeniero agrónomo Luciano Barbera. 

Prácticas de poda

«Estuvimos podando plantas, viendo los defectos de algunas de ellas y tratando de organizar el desarrollo del viñedo que está en sus primeros años de formación», comentó Martín. Esta es la época del año en la que se realizan las podas. «Antes que las yemas de la planta empiecen a hincharse se realiza la poda y se deja preparada para el crecimiento que empieza en los primeros días de octubre de acuerdo al varietal, pero entre la última semana de septiembre y la primera de octubre las yemas empiezan a reventar. Y a los olivos se les hace un podado de copa para ir dándole forma a la futura planta, un desmalezado y se los reacondiciona para que no tengan competencia por gramilla u otra maleza», precisó el capacitador.   

Martín asesoró y enseñó las técnicas a los municipales para que después puedan implementarlas por sus propios medios. «Hicimos unas hileras de plantas de diferentes fisonomías como para que ellos vayan tomando la práctica. Cada planta de vid es una realidad diferente entonces se utiliza un determinado criterio para que siga avanzando en su formación».

«Bajar la ansiedad»

Se le consultó sobre qué impresión se llevó de las plantaciones de viñedos y olivos. Al respecto, Martín respondió «en general muy buena porque tienen un sistema de riego muy lindo (por goteo) y está todo muy ordenado. Y en cuanto al desarrollo de las plantas han tenido un avance moderado pero tal vez eso se deba a que se implantó en macetas y no barbado, esa rama con raíz sin brotar suele ser mucho más progresiva que una maceta que suele sufrir un poco más la adaptación, pero en líneas generales estoy muy conforme con lo que vi». Además, se le preguntó cuándo podría darse la primera cosecha de uvas y su respuesta fue «pasa en todos los viñedos: el crecimiento no es homogéneo. En este caso entre 2021-2022 seguramente algunas plantas van a dar uvas pero yo siempre aconsejo no ser ansiosos, bajar la ansiedad, sacarles esas uvitas para que la energía de la planta se focalice en crecer y formarse y seguramente en la vendimia del 2023 estaríamos más en condiciones con una planta mejor armada para que produzca». 

En cuanto a los olivos, «la formación para que empiecen a dar sus frutos suele ser de cuatro años y la vid un poquito antes, entre los dos y tres años algún racimo corrido de uvas pueden dar». Con respecto a las herramientas para la poda, indicó que «se utiliza una tijera común con la que antes se podaban los rosales, ninguna sofisticada».

 

«Diversificar la producción»

Tiempo atrás era impensado que Winifreda y otras localidades como Telén en el oeste pampeano tuvieran viñedos y olivos. Sin embargo, los municipios apostaron a estas producciones con el acompañamiento del gobierno provincial, que ya diseñó una ruta del vino y la actividad vitivinícola es prometedora. «Como dice nuestro gobernador la posibilidad de diversificar la producción y romper el molde de lo que ya tenemos tiene que ver con estas producciones alternativas o no tradicionales que implican un cambio cultural, social y el trabajo de la tierra de otro modo. Es un desafío para llevar adelante porque son políticas a mediano y largo plazo».

Los resultados son positivos con el surgimiento de bodegas de gran prestigio. «La Pampa se ha instalado entre el séptimo y octavo lugar a nivel nacional en la producción de vinos y científicamente está comprobado que los viñedos pampeanos son de una elevada calidad y productividad así que vamos por buen camino», reflexionó Martín. 

En el final saludó a «los trabajadores y trabajadoras del Polo Productivo, a la intendenta Adriana García que me ha recibido muy bien y trabaja con muchas ganas para que la localidad siga progresando».

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.