Winifredense beneficiada con crédito Casa Propia: «Un mimo para la clase media»

Claudia Gabriela Gatica tiene 38 años y vive con su familia en Santa Rosa donde trabaja en la Ciudad Judicial. El viernes con su familia asistió al Salón de Acuerdos de Casa de Gobierno donde el gobernador Sergio Ziliotto de manera presencial y el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi, de forma virtual, le hicieron entrega de un crédito hipotecario a tasa cero de la línea Casa Propia lanzado por el Gobierno Nacional. Este beneficio le dará la posibilidad de iniciar la construcción de su vivienda en un lote propio que adquirió en su pueblo natal hace tres años. De esta manera, se afianzarán los vínculos familiares y afectivos porque Gabriela estará más cerca de su padre y madre y sus tres hijos (dos varones y una niña) tendrán más contacto con su abuelo y abuela.

Ceremonia emotiva

El corazón le estalla de alegría. «Era un sueño familiar de mucho tiempo y se está cumpliendo de a poquito», dijo entusiasmada. A la vez consideró que esta línea crediticia «es un mimo para la clase media». Ella se inscribió para acceder a esta operatoria el año pasado cuando «en el Banco Hipotecario de Santa Rosa me dijeron que era uno de los mejores créditos que habían salido junto con los primeros Procrear del 2012 que también tienen una cuota muy baja». Cumplió con todos los requisitos relacionados con ingresos económicos, documentación del lote, composición del grupo familiar y demás. «Fuimos pasando muchísimos filtros y mucha gente quedó en el camino. Habíamos armado un grupo de Whatsaap donde algunos de los integrantes anunciaban que habían sido dados de baja y una seguía en el listado. El 14 de julio para sorpresa mía me llegó una llamada desde Buenos Aires diciéndome que había sido seleccionada para que el gobernador me entregara el crédito. Eso sucedió el viernes cuando nos comunicaron desde Casa de Gobierno con Buenos Aires donde estaba el ministro Ferraresi con otros funcionarios nacionales. A la ceremonia fuimos en familia, fue muy agradable y emotiva», comentó. De ese acto también participaron once familias pampeanas más beneficiadas con la misma línea de créditos.

Gabriela con su familia en Casa de Gobierno donde recibió el crédito hipotecario a tasa cero 

Volverá a sus raíces

Gabriela recibirá un total de $4 millones para la construcción de una vivienda de 60 metros cuadrados. «Hace tres años me compré un terreno en Winifreda, en el loteo llamado de Bellendir. De a poco le fui poniendo servicios (luz, agua) incluso tengo la escritura. Es que siempre tuve ganas de volver a mi pueblo porque Santa Rosa, la verdad, no me gusta para vivir más allá que trabajo acá. El pueblo siempre me tiró porque allá están mis viejos. La idea siempre fue volver y viajar a Santa Rosa para trabajar, ahora parece que se va a hacer realidad y los nietos estarán más cerca de sus abuelos», indicó con visión de futuro. 

Su familia está compuesta por sus hijos Nacho de 18 años, estudiante universitario; Simón, 10 años; Paula, 4 años, y su pareja Jorge. Todos se radicarán en Winifreda. «Hace rato que lo venimos planeando, pero era imposible construir una casa de cero. Cuando surgió la posibilidad del crédito, me anoté un día antes que cerrara la inscripción y acá estamos felices», acotó. Su plan es invertir la totalidad del dinero en el pueblo. Contratará mano de obra local porque ella quiere «charlar con el albañil» a medida que avance la construcción y con las personas del corralón donde comprará los materiales. «Tengo mucha gente conocida, amiga y quiero hacer todo desde allá», apuntó. 

Gabriela comentó que la ceremonia encabezada por Ziliotto y Ferraresi «fue muy agradable y emotiva». La compartió con otras once familias 

Créditos para la clase media

Asimismo, reveló que el Ministerio de Hábitat le diseñó el plano de su futura vivienda. «Te daban a elegir seis modelos, elegías uno y te llegaban todos los planos completos. Los hacías firmar por un arquitecto o maestro mayor de obras y los presentabas en la municipalidad. Y en los municipios estamos libres del pago de Derechos de Construcción», precisó.

Sobre su situación habitacional actual dijo que «tenemos una vivienda que no es propia entonces siempre estaba el miedo y la duda sobre cuánto tiempo podríamos habitarla; ahora estamos más tranquilos». Ya recibió un anticipo del crédito y después le depositarán dos desembolsos de acuerdo al avance de la obra. El plazo de ejecución es de un año. Cuando la casa esté terminada comenzará a devolver el préstamo. En 2022 ella y su familia estarían viviendo en Winifreda. «La devolución es a 30 años, pero por mi situación laboral me lo dieron a 10 años, igual la cuota sigue siendo accesible. Los sueldos se actualizan y eso me da margen a pensar que lo voy a poder afrontar», aventuró. 

Gabriela es empleada del Poder Judicial de La Pampa hace 10 años. Primero trabajó en una sede judicial de General Acha y después logró el pase a la Ciudad Judicial de Santa Rosa. En el final reflexionó que estos créditos «son un mimo para la clase media siempre tan olvidada, por fin alguien se acordó de nosotros». Envió «un beso grande a la gente de mi pueblo y a mis viejos». 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.