El winifredense Agustín Alles habló con Orsai: «Trabajando duro todo se puede conseguir»

Agustín Alles, mediocampista pampeano de 21 años, se transformó en el primer juvenil en debutar en la Primera Nacional, como integrante del plantel superior de Agropecuario Argentino de Carlos Casares. En diálogo con Orsai, una publicación especializada en deportes, contó cómo fue su llegada al club; cómo fue su adaptación al trabajo junto al plantel profesional; y como se sintió al cumplir su sueño de jugar en la Primera División de Agro.

¿Cómo se dio tu llegada a Agropecuario?
Fue a fines de diciembre de 2019, tras quedar libre de Argentinos Juniors. Me contacté con Leo Rodríguez y, luego de una semana de pruebas, me avisaron que quedaba. Diego Funes, quien era el entrenador de la primera local, me dijo que me presentara en febrero para arrancar la pretemporada.

¿Dónde has jugado antes de llegar a Agro?
Antes de mi llegada a Agropecuario, estuve en Argentinos Juniors, donde hice las inferiores. Ahí tuve la oportunidad de conocer personas muy profesionales y de mucha trayectoria que que me hicieron crecer muchísimo futbolística y profesionalmente. Aprendí prácticamente todo y siempre voy a estar agradecido.

¿Qué club te encontraste al llegar a Agropecuario?
Me encontré con una institución muy abierta a las inferiores, con gente muy metida en el tema y con ganas de crecer día a día. Me sentí muy cómodo desde el primer momento.

¿Cómo fueron los primeros entrenamientos con el plantel de Primera Nacional?
Empecé como sparring siempre haciendo de oposición para el plantel profesional. Me fui sintiendo cómodo y veía que me llamaban bastante seguido y eso me daba la confianza de saber que estaba haciendo las cosas bien. Sabía que era una oportunidad para demostrar día a día y lo que vengo trabajando desde chico. De a poco me fui metiendo en el plantel, hasta que Fede Azcárate me dijo que ya formaba parte del equipo de primera. Sentí una alegría enorme.

¿Y en cuanto a lo deportivo?
Los entrenamientos fueron duros más que nada en la carga física y, desde lo táctico, también al desempeñarme en una nueva posición que nunca había jugado como lo es de stoper derecho o líbero. Creo que eso fue lo que más me costó, pero sabía que Manuel necesitaba jugadores en ese puesto y me mentalicé en dar lo mejor y aprender muchas cosas en una posición desconocida para mí. El sistema de juego que propone el cuerpo técnico también hizo todo más fácil: jugar todo el tiempo con la pelota hizo mucho más fácil mi adaptación en el plantel profesional. Aunque te exige estar en todo momento al ciento por ciento en todos los sentidos y no regalar nada, me gusta que me exijan porque es la única manera de mejorar.

¿En qué posición te sentís más cómodo?
Mi posición natural es volante central, en Argentinos Juniors jugué mucho de interno por derecha y creo que esas dos posiciones me sientan bien. No soy de darle mucha importancia en donde me toque jugar. Acá en el club me hicieron conocer dos nuevos puestos donde me siento muy cómodo tambien y tengo que seguir aprendiendo cosas que me suman muchísimo como jugador. Siempre digo que si el técnico me necesita en cualquiera de esas posiciones voy a estar predispuesto a dar lo mejor.

¿Qué se siente ser el primer juvenil de Agropecuario en debutar en la Primera Nacional?
Una alegría inmensa. Si bien mi paso por la primera local fue corto, me hicieron sentir parte todo el tiempo. Sé que voy a dejar una marca para siempre en un club joven como lo es Agropecuario y eso me pone muy contento.

¿Qué mensaje dejarías para los chicos que tienen el mismo sueño que vos?
A todos los chicos que están buscando este sueño de ser jugador profesional o de comenzar una carrera futbolística les aconsejo que tienen que ser fuertes de la cabeza y hacer muchos sacrificios. Trabajando duro todo se puede conseguir. Es una carrera en la cual tenés que dejar varias cosas de lado para llegar a cumplir las metas que te propongas. Pero simplemente les recomendaría eso; que luchen y que tengan constancia que tarde o temprano va a haber recompensa. Y si no la hay, te podes quedar tranquilo que diste todo.

Deportivo Winifreda: Maximiliano Alles, un símbolo de amor por la camiseta

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.