Conmociona a Colonia Barón el fallecimiento de un querido bombero

Los baronenses todavía están conmocionados. El martes tomaron conocimiento del fallecimiento del vecino y bombero voluntario Sergio Baigorria. Tenía 56 años y formaba parte del cuerpo activo hacía 17 años. Era una persona muy querida y apreciada en su pueblo natal. Además, siempre se involucraba con las causas nobles y justas. 

Sus restos fueron inhumados el miércoles en el cementerio local donde, en un clima de mucha tristeza, llanto y dolor, familiares, amigos, pobladores y sus camaradas le dieron el último adiós respetando los protocolos establecidos para esta clase de ceremonia. Previamente el cortejo fúnebre pasó por el cuartel de bomberos.

«Orgulloso de mi padre»

«Va a ser muy doloroso entrar al cuartel y no verlo», expresó su hijo Gustavo quien es bombero hace cuatro años. «Fue todo muy rápido, mi padre estaba internado en el hospital Gobernador Centeno de General Pico donde le diagnosticaron cáncer. Cuando nos dieron la triste noticia nos avisaron que le quedaban pocas horas de vida», contó quebrado Gustavo. «Estaba cuidándolo cuando me doy cuenta que no respiraba, le tomo el pulso y advierto que no tenía signos vitales. Enseguida Llamé al médico de guardia y constató su fallecimiento. Fue un momento muy shokeante», recordó los últimos momentos con su padre. 

Gustavo lo describió como «una persona alegre, compañera, siempre tenía una ocurrencia para sacarte una sonrisa en el peor momento o circunstancia. Me siento orgulloso de haber podido compartir esta hermosa vocación de servir al prójimo junto a él». También, Gustavo explicó que siguió la profesión de su padre porque «de chico lo veía llegar a casa después de trabajar, sonaba la sirena y por más que estuviese cansado salía a cumplir servicio a cualquier hora. Eso me ayudó a darme cuenta que quería seguir sus pasos dentro de la institución». «Va a ser muy doloroso entrar al cuartel y no verlo, por lo general salíamos siempre juntos para todos lados. Pero sé que él nos va a estar guiando y acompañando en cada intervención», reflexionó.

Sergio Baigorria y su apoyo a la lucha de la comunidad pampeana por los ríos Atuel, Salado y Colorado.

Muestras de afecto  

«Fue un amigo porque hacíamos de todo hasta jugábamos a las bochas, compartimos muchos momentos lindos y sobre todo fue un padre muy presente», se emocionó Gustavo. Su familia se compone de su madre y dos hermanas menores. 

En el final agradeció las innumerables muestras de afecto y consuelo de los habitantes baronenses y de sus compañeros/as de cuartel. «Mis camaradas me demostraron todo el dolor que sienten ante esta pérdida tan grande», dijo. También, tuvo palabras de gratitud hacia La Federación Pampeana de Bomberos y su presidente Ariel Alejo y jefes de distintos cuarteles de la provincia. «La comisión directiva y el cuerpo activo local estuvieron todo el tiempo presente y colaborando en todo lo que necesitáramos, tengo un grupo de trabajo que vale oro», finalizó.

El año pasado Sergio Baigorria se había sumado a la campaña de apoyo a la lucha de la comunidad pampeana por los ríos Atuel, Salado y Colorado.

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.