Rubén Herlein invierte en un frigorífico: «Estoy convencido que va a funcionar»

El winifredense Rubén Darío Herlein, apostó por una industria y en su predio rural está construyendo el frigorífico «El Diamante», de pequeños animales. La planta de faena estará emplazada sobre cuatro hectáreas, a unos 2.000 metros al este de la localidad. Tendrá tres etapas de producción. La primera fue habilitada por el Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa) como matadero de porcinos, ovinos y caprinos con Tránsito Federal. Esto le permitirá comercializar gran parte de la producción en todo el país. «Decidí invertir en un frigorífico porque estoy convencido que va a funcionar porque el rubro de la carne tiene mucho futuro», expresó Herlein con optimismo.

Está realizando una inversión millonaria. La obra civil ya registra un avance del 65 por ciento. El inversor supervisa diariamente los trabajos que realiza una empresa de Santa Rosa y espera que estén terminados en lo que resta del año. 

Rubro de la carne «tiene mucho futuro»

Para quienes no lo conocen, Herlein tiene 52 años y según manifestó «toda mi vida fui agropecuario y cuando me fui a la ciudad de Santa Rosa hace 20 años más o menos me dediqué al rubro de la carne en el cual sigo vinculado hasta el día de hoy». Aseguró que siempre estuvo en sus planes poner en marcha una planta frigorífica. «La idea viene de hace tiempo y gracias a Dios ahora la estoy materializando», dijo entusiasmado. Apuesta por la provincia y por Winifreda, su pueblo natal, en medio de una situación económica de pandemia. «Estamos decididos a seguir adelante y creo que vamos a andar bien. El rubro de la carne tiene mucho futuro, lo conozco bastante bien por eso aposté a esto porque estoy convencido que va a funcionar», afirmó con seguridad. 

Mano de obra

Se le consultó sobre si el frigorífico estaría operativo este 2021. Al respecto respondió: «Estimamos que sí y vamos a tratar de que sea este año» con todas las habilitaciones correspondientes. El empresario precisó que la planta faenará sus animales encerrados en corrales y también prestará el servicio de faena a terceros más concretamente al pequeño y mediano productor pampeano. «Vamos a empezar despacio, queremos que todo funcione bien y después iremos avanzando», aclaró. Este emprendimiento generará mano de obra de manera directa e indirecta. «En principio vamos a largar con 15 operarios aproximadamente y después iremos sumando a medida que crezca la actividad. El personal que vaya a trabajar en el frigorífico recibirá una capacitación», indicó.

Pasan las semanas y crecen las expectativas. Herlein reveló que «todos los días vengo al predio, estoy hasta tarde incluso hay días en que me quedo acá» viviendo en un inmueble construido para él.

La obra dio inicio en noviembre de 2019 con el movimiento de suelo y la realización de una perforación de 40 metros de profundidad. Luego comenzaron a edificarse las instalaciones. «No fue fácil porque agarramos toda esta época de pandemia, no conseguíamos materiales pero despacito fuimos solucionando todo», dijo Herlein, quien reconoció que está haciendo un gran esfuerzo económico. «La inversión es importante, pero lo vamos a lograr», manifestó.

Tres ciclos de producción

Herlein y el cronista de este medio recorrieron las instalaciones del frigorífico en construcción, que próximamente será techado. El inmueble tiene 7 metros de ancho por 70 metros de largo. Cuando esté en funcionamiento podrá faenar y despachar medias reses, cortes frescos, envasados o congelados. Está dividido en sectores donde funcionarán tres ciclos de producción. El ciclo 1 fue habilitado por Senasa como matadero de porcinos, ovinos y caprinos con Tránsito Federal. El ciclo 2 será de desposte, cortes, enfriados, congelados y envasados al vacío de porcinos, ovinos, caprinos e incluso vacunos. Y el ciclo 3 estará dedicado a la terminación de chorizos frescos y secos, salames y salamines, morcillas, quesos de cerdos, jamones y bondiolas. 

La obra dio inicio en noviembre de 2019. Ya registra un avance del 65 por ciento.  

Tendrá una capacidad para faenar hasta 130 animales por día. Los cortes cárnicos se almacenarán en cuatro cámaras de frío, una de ovinos, dos de porcinos y una de bovinos. Los ciclos 1 y 2 contarán con baños y duchas para el personal. Además se construyen oficinas para dos veterinarios. La sala de calderas tendrá un termotanque de 4.000 litros. Se completa con un taller para reparaciones varias, depósitos de productos de limpieza y sala de tableros eléctricos. En breve comienza la construcción de los corrales. 

Consumo de agua

La planta consumirá 40 mil litros de agua por día, que serán abastecidos por una perforación y almacenados en dos tanques de 20.000 litros cada uno. Además de energía eléctrica trifásica, tendrá grupos electrógenos para que pueda funcionar de manera ininterrumpida. A pocos metros del frigorífico estarán las oficinas comerciales, el salón comedor para el personal con un baño para personas con discapacidades y en el segundo piso del inmueble una oficina y un departamento para el dueño del emprendimiento industrial. 

Impacto ambiental

Cabe mencionar que el contenido del estudio de impacto ambiental del frigorífico fue presentado en una audiencia pública virtual convocada por la Subsecretaría de Ambiente de la provincia y realizada en septiembre del año pasado. Estuvo coordinada por la directora de Monitoreo, Inspección y Control Ambiental de la Provincia, Carina Ré. A su lado estuvieron el asesor letrado delegado de la Subsecretaría, Marcelo Turnes, y el director general de Gestión Ambiental, Miguel Fantini. Durante el espacio, los oradores centrales fueron las ingenieras Marianela Collazo y Daniela Caldentey, y el arquitecto Héctor Eyheramonho, quien diseñó el frigorífico. 

 

 

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.