Con ingenio y cariño, Irene Torres convierte latas de aluminio en adornos y souvenires

La vecina winifredense Irene Torres, de 44 años, reutiliza el cien por ciento de los envases vacíos de aluminio y los convierte en magnificas esculturas caseras que sirven para decorar macetas y otros objetos de la casa. Con la misma materia prima ha creado originales souvenires con frases motivadoras a los que se les puede agregar una foto de personas o lindos momentos. Lechuzas, abejas, colibríes, vaquitas de San Antonio, son algunas de sus manualidades hechas a partir de las latas de aluminio. Sostuvo que la reutilización de este material es infinita. 

Aves e insectos

Su iniciativa surgió el año pasado durante los días de cuarentena estricta por la pandemia. Todo comenzó como un hobby y se convirtió en un trabajo. «Estaba aburrida y encerrada en mi casa y decidí hacer algo para entretenerme. Empecé a juntar latitas de aluminio de bebidas (cerveza o gaseosa) y a reciclarlas como adornos para mis plantas. Publiqué mis trabajos en Facebook y enseguida me hicieron encargues. No pensaba dedicarme a la venta, pero como tuve muchos pedidos decidí probar», recordó sus inicios.

Cada envase de refrescos es sometido a un proceso de limpieza. Según explicó con una tijera, corta, abre y expande cada lata, las desinfecta con lavandina, las seca con una servilleta y las vuelve a desinfectar con alcohol. Las láminas desinfectadas son fáciles de manipular, livianas y ocupan poco espacio. Las guarda en un táper. Sobre ellas dibuja, recorta y pinta distintas figuras de aves e insectos como mariposas, abejas, lechuzas, colibríes, entre otras. «Lo que más le gusta a la gente es la mariposa grande y chiquita, es lo que más sale», dijo sobre el gusto de la clientela. «Tengo un montón de acrílicos, aparte a mí me gustan los colores llamativos y flúor para que la decoración sea más vistosa que el verde de la planta y llame la atención», dijo sobre la estética de sus obras.

Cada envase de refrescos es sometido a un proceso de higiene. El resultado está a la vista.  

«La base de la lata es circular y tiene forma cóncava. La pinté de blanco y con los colores de una vaquita de San Antonio. He pintado loritos, lechuzas, siempre voy buscando algún dibujo que me convine con esa base circular», amplió sobre sus creaciones.

Todos sus adornos para macetas están sostenidos «por unos tutores o alambres si van a estar en la intemperie para que aguanten más. En cambio si las plantas están bajo techo les coloco varillitas plásticas». También señaló que «mucha gente me encarga con un imán para ponerlos en la heladera, en el termotanque.  Me han pedido mariposas para decorar espejos y un velador. Realmente los usos son infinitos».

Bases y tapas

«En estos momentos estoy utilizando las bases y las tapas, de esta manera reutilizo el 100 % de la lata, no desperdicio nada», reveló. Con ambas partes creó llamativos souvenires con caras de ositos, corazoncitos y los unió con un alambre decorado. Les adjunta frases motivadoras como «Piensa, cree, sueña y atrévete», «Brilla sin miedo» y clásicas como «Feliz Cumpleaños». Asimismo Irene contó que «muchos quieren que les pegue una foto porque desean hacerle un regalo a una persona especial. Quedan hermosas. Eso lo hago por encargue porque me tienen que traer la foto».

Le da valor a bases y tapas y así reutiliza la totalidad de las latas. «No desperdicio nada», dijo.

Nuevo proyecto

Entusiasmada va por más. La emprendedora reveló que está trabajando en un nuevo proyecto o reciclaje creativo con miras al Día de la Madre. Sobre las láminas recorta flores y sobre ellas anexa las abejitas y mariposas como si estuviesen volando. También hace caracoles. Se animó a llevar adelante esta iniciativa luego que una clienta le dijera «no te animas a hacerlo».

El producto «es económico, ideal para un regalo y no lo vas a conseguir en otro lado. Cuando llega ese día nos preguntamos qué le puedo regalar a mamá que no tenga; creo que a todas las mujeres nos gustan las plantas entonces está genial adornarlas con estas flores tan especiales». 

Reciclaje de aluminio creativo: flores y sobre ellas abejitas y mariposas volando. 

Apoyo familiar  

Su emprendimiento tiene más de un año y se afianza en el rubro de la regalería artesanal. «Para el Día del Amigo vendí un montón de adornos con la frase ´Feliz Día de la Amistad´», dijo. La gente acepta sus artesanías en cuyo proceso de fabricación no interviene ninguna máquina sino sus manos y su inteligencia. «Estoy re-contenta. Nunca me imaginé que me iban a hacer encargues. La verdad estoy muy agradecida con todos los que me compran», manifestó. Asimismo confesó que «nunca había pintado, tortas hacía porque estudié para eso, me sentía más preparada. En cambio, esto me daba un poco de vergüenza al principio, pero todos me decían ´relindo lo que haces´ y me alentaban a seguir adelante. Ahora ya es un trabajo, es ponerme todas las tardes a pintar, me gusta mucho hacerlo y mis hijas Agustina y Lila me dan una mano. Es todo familiar y a pulmón».

En la red social que utiliza sube fotografías de sus creaciones, pero a ella no le molesta que pasen por su casa para ver sus artesanías terminadas las cuales personaliza a gusto de cada cliente/a de acuerdo a lo que desea decorar. Su contacto de celular es 2333-406125. 

Mariposas de aluminio decoran un velador.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.