Una ninja en Winifreda: Camila Montenegro, fanática del animé

La joven winifredense Camila Montenegro cursa el profesorado y la licenciatura en Ciencias de la Educación y el profesorado en Educación Inicial en la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de La Pampa sede General Pico. A su vez, la universitaria se declara abiertamente fanática del animé. Este término se usa para referirse a la animación japonesa de dibujos.

Recientemente participó de un concurso de la temática organizado por la secretaría de Juventud de La Pampa. La estudiante encarnó a la ninja Tenten, se sacó fotografías disfrazada del personaje femenino de animé del que gusta, envió el material a la organización y fue premiada.

Personificó a Tenten

Al respecto, Camila contó que el 13 de abril pasado estaba estudiando en General Pico cuando recibió en su cuenta de Instagram un mensaje desde la secretaría de Juventud invitándola a participar del concurso de animé. «Es la animación japonesa que tiene todos los géneros desde romance hasta acción, psicológico y policial; no porque sean dibujitos están destinados al público infantil sino para todas las edades, tienen una gama muy amplia para que todo el mundo se pueda interesar», explicó. Tenía tres opciones para expresarse. La primera haciendo cosplay, que significa jugar a disfrazarse, pero hoy este término se considera una subcultura dado que las personas que lo practican buscan representar o encarnar algún personaje a través de su vestimenta e incluso interpretando su rol. La segunda era escribir una crítica de alguna serie de animé y la tercera interpretar una canción. Se inclinó por la primera propuesta.

Confección de vestimenta

El tiempo volaba porque la iniciativa cerraba el 20 de abril y debía confeccionar el disfraz del personaje que había seleccionado. «Primero elegí a Izumi Uchiha de la serie Naruto, pero no conseguía la tela para hacerme el traje y como tenía poco tiempo elegí personificar a Tenten de la misma serie», comentó. «Es una ninja vestida con indumentaria china, tiene dos rodetes en el cabello, en su frente la banda de Naruto de la aldea de Konoha, usa sandalias características de ninja y un pantalón cómodo para moverse con facilidad», la describió. En la animación este personaje «defiende su aldea, hace servicios de escolta de personas importantes y objetos, recibiendo a cambio una paga monetaria».

Verónica, madre de Camila, desde Winifreda colaboró en la confección de la indumentaria. El novio de Camila también la ayudó. Utilizaron materiales reutilizables. «Sacamos telas de todos lados. El pantalón era de capri, la remera mi mamá la fabricó con una tela que tenía sus añitos, ya que la habíamos usado para hacer unos suvenires en mi cumpleaños de 15, con friselina hicimos las prendeduras de la remera, botones y las tiras de la musculosa a la altura de los hombros, con gasa me envolví una parte de la pierna donde Tenten tiene su porta armas, con cartón, papeles y temperas armamos las armas y con papeles los pergaminos que utiliza para invocar las armas con las cuales pelea y unas botitas viejas me sirvieron para el calzado», detalló el trabajo.

De esta manera en tres días el disfraz estuvo terminado. Camila viajó hasta su pueblo natal para darle el toque final. Cuando se lo probó le calzó perfecto. «Si bien hay marketing de la serie no teníamos tiempo de ir a comprarlo ni plata tampoco. Lamentablemente ser fan de algo te sale caro entonces si lo podes hacer con tus propias manos muchísimo mejor», evaluó.

Naturaleza

Camila se dirigió al vivero municipal donde «en unos lugares muy bonitos» hizo una sesión fotográfica personificada en la ninja Tenten. «Entre risas y viento mi mamá me sacaba fotos», recordó. Subió su producción a una página web de la secretaría de Juventud. Desde esa repartición «subían las fotos de todos los participantes a Instagram y la que mayor cantidad de votos tenía salía ganadora. Una chica de Santa Rosa tiene muchos amigos en otros países y todos la votaron, pero como el concurso no permitía votos del extranjero sino solo de Argentina y La Pampa entonces decidieron premiar a todos los participantes». Y así fue. Hace unos días Camila se acercó al municipio local donde le entregaron su premio consistente en cuatro mangas (historieta japonesa) y un termito de café. 

Adaptaciones de animé 

Camila siente admiración por el animé. «Me encanta», dijo. Su interés por este género comenzó cuando un día vio a su hermana dibujando un personaje de historieta de rasgos muy finitos, ojos muy grandes, pelo con puntas y bien colorido. «Lo busqué por YouTube y encontré una serie animada con ese personaje, estaba re chocha mirándola con mi abuela y contándole lo que había descubierto. A partir de ahí empecé a ver series animadas de distintos géneros. Tengo toda una lista para recomendar de películas, canciones, ovas (producciones animadas destinadas para su consumo en video). Además, muchas series de animé fueron adaptadas por Neflix a live action’s, que sería la serie con gente de verdad», afirmó. Cerró entusiasmada: «Está muy bueno el animé, les recomiendo que los miren, hay para todas las audiencias».

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.