Usuarios podrán generar su propia energía: Provincia incentivará la compra de equipos

El secretario de Energía de La Pampa, Matías Tosso, habló en FM Compacto sobre el Régimen de Generación Distribuida que permitirá a los abonados a la red eléctrica adquirir equipos para generar su propia energía e inyectar el excedente a la red de distribución. En este sentido, Provincia evalúa lanzar una línea crediticia para financiar la compra de paneles solares entre otros dispositivos.  

«Rol activo»

Según Tosso, la Generación Distribuida de Energía «apunta a cuidar el ambiente, a aportar tecnología y modernización a todas las redes de distribución eléctrica, a una eficiencia del sistema energético y sobre todo a que los usuarios conectados al servicio eléctrico tengan un rol activo y empiecen a generar energía en pequeña escala en sus domicilios para autoconsumo y en caso de excedentes volcarlos a la red y valorizarlos. Esto significa que la cooperativa distribuidora adquiera ese excedente y lo pueda comercializar con otros usuarios».

Acto seguido confirmó que usuarios de distintas categorías podrían convertirse en generadores. «Vamos a tener equipos destinados a usuarios residenciales, comerciales e industriales que quieran generar energía para sus hogares o procesos productivos. La condición que pone el régimen es que sean equipos que generen energía a través de fuentes renovables», señaló. Asimismo se le consultó sobre los equipos que podrían instalarse. En este punto, el funcionario provincial respondió que «los paneles solares fotovoltaicos son los que más se adaptan a este programa porque son más accesibles, fáciles de gestionar y tienen menos mantenimiento. A su vez prestan un mejor servicio en nuestra provincia donde los picos de consumo más importantes se dan en verano cuando más calor hace,  prácticamente se triplica el consumo y cuando los paneles solares más generan energía». En la misma línea no descartó la posibilidad de que «usuarios pueden tomar una responsabilidad mayor y prefieran tener equipos eólicos o alguna tecnología mixta que combina paneles fotovoltaicos con pequeños aerogeneradores, todos son compatibles con este nuevo régimen».

Factibilidad técnica

Las distribuidoras de energía tienen la responsabilidad de otorgar la factibilidad técnica a la hora de instalar un equipo. Según manifestó Tosso «este régimen se ha trabajado con Fepamco (Federación Pampeana de Cooperativas) y con las distintas entidades concesionarias del servicio de distribución para que sean ellas las que gestionen este régimen tanto en la factibilidad que se necesita como en la instalación de un medidor bidireccional. Este aparato mide la energía que se inyecta y la que se toma de la red. Además es inteligente porque se conecta a una aplicación en la cual el usuario puede ir viendo los consumos. Luego en su factura mensual se verá reflejado lo que generó y aportó a la red como un crédito a su favor que se deducirá de lo que tomó de la red. Se hará un balance de la energía aportada y consumida y en función de eso se valorizará económicamente. En todos los pasos está siempre presente la cooperativa validando las cuestiones de seguridad, los equipos que se instalen y su potencia. Además si lo desean pueden comercializar equipos y realizar los diferentes mantenimientos».

Se abre entonces un interesante mercado. «Entendemos que esto puede ser una buena posibilidad para las empresas que ya están instaladas y para que las cooperativas incursionen en una nueva unidad de negocios. La idea desde el Gobierno provincial es generar herramientas de créditos para que los diferentes segmentos de usuarios puedan acceder a los equipos».     

Estudio de ingeniería  

Cuando se le preguntó cuánto dinero ahorraría un hogar que inyecta a la red la energía excedente, respondió que «todo depende de lo que el usuario quiera. Cuando lancemos la línea de créditos, lo primero que les vamos a pedir a las cooperativas y a las empresas prestadoras de servicios de energía renovables es que hagan un estudio de ingeniería del domicilio o industria de ese usuario para saber cuáles son sus necesidades reales y en función de eso elaborar un proyecto, para no venderle un equipo muy caro que no le va a cumplir los objetivos que quiere. Por otra parte, estos equipos también son escalables o sea se puede instalar un panel solar pequeño y luego ir ampliándolo. Sea de la manera que sea, genere como genere, el beneficio está tanto para el usuario como para el sistema».

La Pampa, de consumidora a generadora  

Durante la entrevista se le consultó a Tosso porqué la provincia demoró tanto tiempo en contar con un Régimen de Generación Distribuida. Al respecto contestó que «La Pampa ha tenido un sistema eléctrico exitoso, solidario, con 29 cooperativas, la Administración Provincial de Energía (APE), un cuadro tarifario único y equitativo». Y amplió: «A medida que los tiempos van cambiando hay que ir aggiornándose. Además, parte del fundamento de la Ley 27.424 y del Plan de Desarrollo Energético se apoya en lo que nos sucedió años atrás cuando las tarifas a nivel nacional se disparaban constantemente y la provincia no tenía manera de reaccionar a eso porque no producía su propia energía. Esos tiempos nos llevaron a tomar decisiones y a pensar en generar nuestra propia energía, no en deshacer el sistema exitoso que tenemos sino agregarle un componente más que es la generación domiciliaria poniendo en valor nuestros recursos renovables».  

Coincidió en que el objetivo final es la soberanía energética «siempre entendida como una manera de producir la energía que consumimos, y si fuera posible más, sin emanciparnos jamás de un sistema nacional del cual somos partes, al cual queremos aportar y lo necesitamos para tener un servicio continuo, permanente y de calidad».

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.