Winifredenses en Córdoba y Mendoza disfrutaron histórica nevada

Después de 14 años volvió a nevar en la ciudad de Córdoba. Los copos también cubrieron a otras localidades de la provincia mediterránea. Entre ellas Carlos Paz. Allí reside Edgardo Borio con su familia. El winifredense reveló que fue la tercera vez en su vida que vivió una nevada tan intensa. Con sus nietas armaron creativas figuras. Un fenómeno climático similar se registró en San Rafael, Mendoza, donde reside Enzo Velilla, a quien lo invade la nostalgia cada vez que recuerda a su pueblo natal.  

«La tercera nevada en mi vida»

«Es la tercera nevada que veo en mi vida en lugares donde no nieva habitualmente. La primera la vi en Winifreda en el año 1977 cuando tuvimos una caída muy grande. En la municipalidad hay una foto de la plaza cubierta de blanco que fue sacada varias horas después de la nevada. Me acuerdo que habíamos hecho muñecos», recordó Borio de 67 años. Al mismo tiempo agregó: “La otra la vi viajando desde la ciudad de Córdoba para Río Cuarto en 2007, y ahora veo las montañas y las sierras de Carlos Paz todas nevadas». 

Dos nietas, sus amores

Borio habló con este medio a las 12:15 de este miércoles cuando seguía precipitando. «Nevó desde las 2 hasta las 6 de la mañana y ahora está pronosticado que siga por un corto tiempo», dijo. «Realmente el paisaje es una belleza, entra por los ojos y acaricia el alma en momentos en que por la pandemia estamos todos encerrados casi sin poder salir, los chicos no pueden ir a la escuela y estamos con miedo», fue su apreciación. Reveló que los lugareños «no estamos acostumbrados a ver tanta nieve y ahora en toda la zona de las sierras está nevando, es una hermosura». 

Con su auto fue a buscar a sus nietas de 9 y 5 años y las llevó a una sierra no muy elevada para que puedan jugar. Ambas le alegran la vida. Las ayudó a armar muñecos y perritos de nieve. «Con mi señora estamos haciendo el papel bien de abuelos», indicó Edgardo agradeciendo el contacto telefónico. «Gracias por haber llamado, siempre es un gusto comunicarme con alguien de allá», cerró.

Enzo Velilla: nieve y nostalgia

Otra provincia cubierta de blanco fue Mendoza. En la localidad de San Rafael también se registró una nevada sin precedentes. Así lo manifestó el winifredense Enzo Velilla cuando fue contactado por este cronista cerca de las 14. «Cuando me levanté ya estaba neviscando y le dio toda mañana, primero cayeron copos finitos y después más grandes», contó. En ese momento la temperatura era 1ºC sobre cero y estaba «muy frío». Por eso Enzo salió bien abrigado. «Imagínate medio pelado que estoy, el frío que se sentía», expresó de buen humor. Los sanrafaelinos esperaban la nevada entre las 10 y 11 de la mañana pero se anticipó. Ante una pregunta puntual respondió «hacía tiempo que no nevaba, es más frecuente que suceda para el lado de la Cordillera, el Nihuil, la Cueca de los Terneros, acá siempre cae alguna nevadita pero fuerte como la de hoy nunca vimos». La estaba disfrutando al igual que su hija y nietos. «Ellos viven retirados del centro y en los lugares donde hay parques está todo blanco», señaló. 

Mercadito “Las Malvinas”

Durante la charla la nostalgia se apoderó de Velilla. Eso sucedió cuando se le consultó por sus raíces. Enseguida mencionó que su amigo Héctor “Cachito” Moroni «te puede decir cómo los extraño, no veo la hora de que se termine el coronavirus y el temor para irme a comer un asado a Winifreda. Cada tres o cuatro meses me daba una vuelta». Cada vez que escucha algo de su pueblo natal «me da una nostalgia que no te das idea». Y rememoró que en la localidad pampeana «pase una infancia hermosa y terminé el colegio secundario para darle el gusto a mis viejos. Soy egresado del Cristo Redentor, promoción ´79 y en el ´80 me vine a San Rafael».

Sus progenitores tenían una verdulería ubicada donde actualmente está la veterinaria de Franco Prado. Velilla dijo que el negocio de su padre y madre se llamaba Mercadito Las Malvinas. Estaba frente al inmueble de Rubén Priotti (farmacéutico) y a media cuadra de la sede del Club. «Cada vez que voy al pueblo me paro frente al local donde estaba el comercio y camino, hago el recorrido que hacía hasta el colegio y vuelvo», confió. «Winifreda me puede. Veía el partido de la Selección Nacional y a (el winifredense y médico) Daniel Martínez asistiendo a un jugador de fútbol y me emocioné. Hace cuatro meses atrás veía como estaban arreglando la cancha del club, con ´Cacho´ nos sacamos fotos, entramos al campo de juego, después nos fuimos al vivero. Cada rinconcito de Winifreda tiene un recuerdo para mí, por eso cada vez que puedo voy para allá», finalizó emocionado en medio de la nieve.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.