Familia de Winifreda adoptó a «Dante», el perro encadenado en un refugio municipal

Un perro de 14 años permanecía encadenado en la perrera municipal de Intendente Alvear. Como estaba sujetado de forma permanente no caminaba. Luego que un grupo de proteccionistas de esa localidad norteña visibilizara por las redes sociales este caso de crueldad animal, una familia de Winifreda adoptó al can, que ahora vive feliz en la casa de sus nuevos dueños quienes lo bautizaron «Dante», nombre que simboliza fortaleza.

«Mascotas Alvear»

La primera parte de esta conmovedora historia fue contada por Graciela Machado. «Pertenezco a un grupo de voluntarios, somos unas 30 personas que no nos conocíamos y lo único que nos unió fue la lucha por el bienestar animal. Estamos trabajando hace más de tres años en el rescate de animales abandonados y maltratados. Nuestra agrupación se llama Mascotas Alvear», contó la mujer en RADIO COMPACTO. Acto seguido, agregó que recién en diciembre de 2020 obtuvieron autorización para «visitar una vez a la semana» el refugio o canilera municipal. Allí les dan agua a los animales, realizan tareas de limpieza y demás trabajos. Estas visitas en el pasado no las podían hacer porque el anterior gobierno municipal les impedía el acceso al lugar. En cambio con las nuevas autoridades comunales acordaron trabajar en forma conjunta.

«Panorama desolador»

«Cuando nos acercamos al refugio para ver el estado de los canes sinceramente nos encontramos con un panorama desolador. Los perros sufren la inundación en los días de lluvia, en invierno heladas, el calor en pleno verano porque no tienen sombra y las cuchas son muy precarias», describió. Asimismo, estimó que la perrera alberga unos 150 canes. «Cada vez que vamos, vemos más cachorros y perros grandes. Es que cuando hay un refugio o una perrera la gente tiende a abandonar a sus animales», dijo. 

Consultada sobre las acciones que llevan adelante para cambiar esta realidad, respondió que a su juicio «las perreras no deben existir en ninguna parte, pero somos conscientes que los perros que están ahí necesitan una mejor calidad de vida mientras vayan saliendo en adopción y existan programas de castración». Y agregó: «Dentro del voluntariado tenemos arquitectas que están armando proyectos para mejorar el terreno del lugar, proveerles sombra porque tienen cuchas de chapa, imagínate en verano con 40ºC como se deben sentir, y la construcción de caniles individuales para los perros de raza peligrosa».

El más longevo, atado y adoptado   

A las proteccionistas les llamó la atención el perro más longevo del refugio. «Calculamos que tiene 14 años porque ya pasaron tres períodos (12 años) de un gobierno municipal más un año y medio de la actual gestión, y según nos cuentan siempre estuvo encadenado con una cadena de 20 eslabones que iba desde la cucha hasta el collar que tenía en su cuello, violando todos los derechos de los animales», señaló con bronca Machado. Ante semejante maltrato, «pedimos autorización al municipio, subimos fotos de varios perros en nuestras páginas virtuales con sus historias para que la gente pueda adoptarlos. La gente de Winifreda se conmovió con el viejito y movimos todo para darlo en adopción». El pobre can estaba inmóvil. «Tuvimos que llevarlo en carretilla desde su cucha hasta la camioneta, tantos años sujetado con cadena se olvidó de caminar», intuyó Machado. «Me lo traje a mi casa y a las 6 de la mañana del viernes un transporte lo trasladó a Winifreda. El perro se encontró con sus adoptantes en la estación de servicio», precisó. 

En el final calificó como «hermoso» el gesto de la familia winifredense, «no dudó ni un segundo en adoptar a nuestro viejo. Más que agradecimientos y ojalá en todas las localidades haya más gente como ellos que adopten animales de los refugios». Y cerró: «Si no hubiera sido por la foto que publicamos tal vez la gente de nuestro pueblo nunca se hubiera enterado que el perro estaba en esas condiciones».

Nueva vida para «Dante» 

El perro fue adoptado por Víctor Hugo Mosman, su esposa e hijas, quienes lo bautizaron «Dante». «Una amiga de mi hija Natasha la puso en conocimiento al verlo en las redes. Estaba alarmada y disgustada porque lo veía encadenado y muy preocupada porque no sabía el destino que iba a tener ese perro por su edad avanzada; generalmente los sacrifican», comentó Mosman. «Papá podemos adoptarlo», le pidió su hija desde Bariloche donde está estudiando. «Soy bastante flojo en ese sentido, no podía tener una actitud egoísta. Con la gente de Alvear instrumentamos los medios para que llegue a Winifreda y el viernes lo recibimos», reseñó. «Sanitariamente está bastante bien. Está nutrido, no le falta pelo, no tiene pulgas ni garrapatas. Más de una rutina de antiparasitarios, una vitamina para reforzarle el sistema óseo no va a necesitar», puntualizó sobre su estado de salud.

Grabaron un video en el que se ve cuando Mosman baja de su camioneta al can. «No estaba para nada estresado. Yo tenía miedo de que al estar tanto tiempo encadenado se haya como atrofiado, daba toda esa sensación. Con cuidado lo bajo con las dos manos y enseguida salió olfateando. Al mediodía ya era otro perro. Es muy manso, enseguida corría en el patio, pasaba del sol a la sombra, jugaba, lo tenemos con un colchón adentro del quincho», señaló.  

Fortaleza

Su raza es labrador con ovejero. Mosman tiene de mascota un perro Collie. «Se van a terminar aceptando» ambos canes, avizoró. Con respecto a la elección del nombre, contó que «Leticia -amiga de su hija- tiró varios nombres bíblicos entre ellos Dante que simboliza resurrección y fortaleza». Consultado sobre si era consciente que le dio un hogar a un can que estuvo casi toda su vida encadenado, respondió «eso fue lo que más me conmovió y me decidió a traerlo para que pase los últimos años de su vida junto a una familia». Sin dudas un enorme acto de amor.

 

 

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.