Loteos urbanos en Winifreda: fijan porcentajes de donación de tierras

El Concejo Deliberante de Winifreda estableció los porcentuales de suelo que los titulares de una extensión de terreno deberán ceder obligatoriamente y sin cargo a la Municipalidad cuando esta haya autorizado su loteo o fraccionamiento.

Inicialmente la norma indica que todo loteo deberá donar al municipio las superficies destinadas a calles, ensanches, avenidas, caminos para peatones y demás. Además de esto, la reglamentación actualizada aclara que los propietarios de una hasta tres hectáreas deberán donar un 10 % de la superficie total de la parcela a urbanizar. Cuando la superficie supere las tres hectáreas, el porcentaje asciende al 14 %. También, señala que del total de tierras cedidas al municipio, el 33 % deberán destinarse a espacios verdes de uso público, plazas, parques y jardines urbanos; el resto podrá usarse para los demás fines previstos en la norma. En aquellos casos en que el Ejecutivo Municipal considere que por el Programa de Planeamiento Urbano no resulte oportuno ubicar un espacio verde dentro del 33 % del loteo a urbanizar, podrá con previa aprobación del Concejo Deliberante compensar los metros cuadrados destinados a área verde en otro loteo del pueblo.

Los ediles legislaron sobre este asunto porque el artículo 36 de la Ley Orgánica de Municipalidades y Comisiones de Fomento establece que es facultad del Concejo Deliberante regular «el fraccionamiento y loteo de terrenos fijando medidas, superficies, calles y reservas para plazas, paseos o edificios públicos. Estas reservas se dispondrán sin cargo alguno para el municipio».

Cesiones y destinos

Con respecto a las donaciones de tierras, la comuna destinará el 33 % de las superficies acumuladas para plazas, parques y jardines urbanos para el esparcimiento familiar. Las restantes, de acuerdo a la norma, constituirán un Banco de Tierras Municipal destinadas a programas municipales de viviendas de interés social o podrán desafectarse del dominio comunal para ser transferidas a personas privadas beneficiarias de operatorias públicas de viviendas promovidas por los Estados nacional, provincial y municipal. Asimismo, podrán ser transferidas a entidades o personas privadas, mediante concurso público, con el objeto de obtener mejoras de carácter urbanístico a fin de consolidar el sector, debiendo siempre prever las necesidades futuras de la población, dando especial consideración al crecimiento urbano.       

Fácil de comprender 

El viceintendente Sergio Bellendir (Frejupa), dijo que la ordenanza fue trabajada en comisión, el Ejecutivo Municipal presentó una propuesta, el bloque de la Unión Cívica Radical elevó una contrapropuesta y finalmente llegaron a un consenso, algo que celebró. «Es un punto intermedio entre los dos planteos», expresó. Desde su perspectiva «es mucho más sencilla de leer e interpretar para quien va a lotear así como quedó redactada que anteriormente». 

Sus palabras fueron refrendadas por el edil Mario Corredera (UCR), quien agradeció al oficialismo por haber «tenido en cuenta nuestras objeciones». En la misma línea recordó que el proyecto original del Ejecutivo «llevaba el porcentaje de cesión de tierras al 15 % sin importar la dimensión del loteo, podía ser una o más hectáreas, eso lo objetamos. Además, dejamos establecido que los titulares de menos de una hectárea no deben ceder nada». A las tierras donadas, «el municipio puede darles todos los destinos viables. Lo que pusimos como limitante es que en todos los casos cuando reciba una fracción de terreno siempre el 33 % sea destinado a espacios verdes para asegurar una determinada cantidad en la localidad».  

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.