Familias de Winifreda evitarán litigio y escriturarán viviendas

Las partes involucradas buscaron una solución por la vía administrativa a un error involuntario cometido hace 40 años. Recibieron la colaboración del municipio, el IPAV y el Concejo Deliberante. Antonio Villada tendrá una nueva escritura con los datos catastrales correctos de la vivienda que habita hace cuatro décadas y los herederos de Pedro Weinberger podrán escriturar su casa por primera vez.

Esta historia tiene como protagonistas a dos familias winifredenses y se remonta al año 1981 cuando en la localidad se construyeron ocho viviendas del plan EPAM (Esfuerzo Propio y Ayuda Mutua). Eran emprendimientos habitacionales que combinaban la asistencia estatal y la ayuda vecinal. Sus dimensiones, modelos y fachadas eran similares. Los adjudicatarios eran los actores directos del proceso constructivo tradicional. Las casas se edificaron en el pasaje La Paz.  

Cuando se realizó el sorteo de ubicación entre las familias, el vecino Antonio Villada salió beneficiado con la vivienda cuya parcela era la número 23. Con su esposa enseguida la habitaron dado que ya la tenían totalmente paga. Tiempo después, Villada recibió la escritura del inmueble, remitida desde una escribanía de Eduardo Castex. La tomó entre sus manos, observó que su nombre y apellido figuraba en el documento posesorio del bien y la guardó en un cajón. Entendió que el trámite estaba terminado. A partir de ese momento continuó con su vida laboral, formó una familia, se jubiló como empleado municipal y todos los años le iba haciendo mejoras a su vivienda.

Error involuntario

Durante décadas, en el barrio tuvo como vecino a Pedro Weinberger, ya fallecido. Ambas casas están contiguas, separadas por una medianera. Un día del año 2019 un integrante de la familia Weinberger le manifestó a Villada que su propiedad figuraba en la parcela que les correspondía a ellos. Habían tomado conocimiento de esa situación al momento de iniciar los trámites sucesorios. Ante la sorpresa e incertidumbre, Villada desempolvó la escritura y efectivamente comprobó que su inmueble estaba asentado en la parcela 21, que catastralmente pertenece a Weimberger. Aparentemente hubo un error involuntario de la escribanía, cometido porque la casa de Villada fue construida sobre dos parcelas.

Resolución del problema

Ambas familias, en común acuerdo, decidieron no judicializar el asunto y buscar una solución por la vía administrativa. En primer lugar,  acudieron a la municipalidad, que inmediatamente colaboró en la búsqueda de una resolución definitiva. Para ello dio intervención al Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV). Analizado el caso, el organismo estatal actuó en consecuencia para que nadie resultara afectado. Primero, transfirió las dos parcelas de Villada con sus respectivas identificaciones catastrales al municipio, las cuales fueron unificadas en una sola partida catastral. Acto seguido se procedió a una permuta o cambio de viviendas. De esta manera, el inmueble de Villada fue asentado en el registro inmueble con la parcela 23 mientras que la propiedad de los herederos de Weinberger – Marcelo Fabián, Analía Estela, Roberto Carlos y Rosa Verónica- en la parcela 21 tal como se tendría que haber hecho desde el principio. Este procedimiento administrativo quedó plasmado en una ordenanza municipal sancionada el 23 de abril pasado por unanimidad en el Concejo Deliberante local. La norma determina que los gastos que demanden las operaciones notariales serán soportados en partes iguales por las familias Villada y Weinberger.

Buenos vecinos

De esta manera, con la buena predisposición entre las partes involucradas, la intervención municipal y legislativa, Villada tendrá una nueva escritura con los datos catastrales correctos de la vivienda que habita con su esposa desde hace cuatro décadas. Mientras que la familia Weinberger podrá escriturar su casa por primera vez.

Cabe mencionar que desde 1981 hasta la actualidad, Villada pagó religiosamente tasas municipales, contribución de mejoras e impuesto inmobiliario, montos que fueron computados a su vivienda particular dado que las boletas de servicios vienen a su nombre.

 

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.