Winifreda: se instaló un carrito de comidas rápidas en el barrio El Molino

El proyecto que tenía una familia winifredense terminó con el estreno de un carrito de comidas rápidas en la vía pública. El vehículo gastronómico rodante, que luce impecable, pertenece a Norma Grabovsky, a su pareja Raúl García y a sus hijos. Lo estacionaron frente al domicilio donde residen, ubicado en el barrio El Molino, al oeste del pueblo. 

El joven Diego García contó que hacía tiempo que estaban detrás de este emprendimiento y pudieron concretarlo luego que compraran la estructura con prácticamente todo el equipamiento de cocina a un comerciante de Santa Rosa. Luego le agregaron otros artefactos, lo acondicionaron con todos los requerimientos para obtener la autorización sanitaria y habilitación municipal. La inversión fue importante y fue solventada con recursos propios de los emprendedores sin necesidad de recurrir a un crédito. De esta manera, el negocio surgió en un contexto de pandemia. La familia atiende a la clientela todos los días de la semana de 19 a 23 horas y también ofrece el servicio de delivery. 

El menú está compuesto por hamburguesas completas, lomitos completos, panchos, papas fritas, chorizos, empanadas fritas o al horno, de carne o jamón y queso, y tostados. «Estamos vendiendo bien», respondió García cuando se lo consultó sobre la respuesta de los consumidores. A nivel personal manifestó sentirse «muy contento». 

Cabe mencionar que este es el segundo carrito que funciona en Winifreda. El primero fue habilitado en octubre de 2017 y continúa en actividad en la plaza San Martín y se moviliza al costado de la ruta nacional 35.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.