Operados del corazón en pandemia: Javier Cornelis, de Winifreda, ya salvó a 23 bebés

Desde el inicio de la pandemia, un total de 23 niñas y niños pampeanos nacieron con cardiopatías congénitas y fueron operadas/os en el ámbito de Salud Pública. Todas estas cirugías cardiovasculares pediátricas se llevaron a cabo bajo estrictos protocolos sanitarios y lo destacable es que resultaron exitosas dado que la mortalidad fue nula. La mayoría de las intervenciones fueron de alta complejidad,  «a corazón abierto», en bebés que estaban en estado muy crítico. Cabe destacar que se realizaron en el quirófano del Hospital «Lucio Molas» de Santa Rosa, por un equipo quirúrgico encabezado por el médico Javier Cornelis, nativo de Winifreda.

El pampeano es especialista en cirugía cardiovascular pediátrica y habitualmente se desempeña en el Hospital Garrahan de Buenos Aires. De esta manera, el profesional atraviesa todas las barreras que impone la situación originada por el coronavirus y puede viajar hasta nuestra provincia para realizar las operaciones, que permitieron salvarles la vida a más de 20 bebés desde que el mundo se dio vuelta.

«Seguimos operando»

«En La Pampa seguimos operando desde el inicio de la pandemia, pero debimos adaptarnos a la nueva normalidad. El año pasado hubo muchas restricciones para el ingreso a la provincia y los controles epidemiológicos fueron muy estrictos. Si bien los médicos somos trabajadores esenciales igual debemos hisoparnos en cada viaje», comentó Cornelis sobre los cuidados del personal sanitario. Además, detalló que «en 2020 realizamos seis viajes, cuatro programados y dos de urgencia. Operamos a 18 pacientes. Y en lo que va de 2021 llevamos dos viajes (uno programado y otro de urgencia) y 5 pacientes intervenidos quirúrgicamente, una cantidad que seguramente superaremos dado que ahora existe mayor apertura para ingresar a la provincia y todos conocemos un poco más de la enfermedad que jaquea al mundo entero».

Asimismo, el cirujano precisó que «de los 23 pacientes, el 80 % (17) fueron cirugías de alta complejidad, con circulación extracorpórea, es decir a corazón abierto, practicadas en bebés con menos de 6 meses de edad. Dentro de esos 17, operamos de urgencia a seis bebés recién nacidos o con menos de 30 días de vida. Solo 4 de los 23 pacientes no requirieron circulación extracorpórea, fueron cirugías de complejidad media. Todos recibieron una corrección quirúrgica satisfactoria y sin complicaciones perioperatorias».

«Nada nos detuvo»

Enfáticamente aseguró: «Nada nos detuvo para poder viajar y realizar las cirugías en pacientes que la estaban pasando muy mal y su vida dependía de nuestra intervención. Había que salvarlos y lo hicimos todo con el más alto nivel de responsabilidad profesional. Además la Provincia, a través del Ministerio de Salud y del área de Epidemiología que estuvieron abocados a la ardua tarea del control sanitario de los pampeanos, siempre nos apoyó y facilitó nuestra tarea. Realizaron estrictos controles sanitarios y protocolos de trabajo cada vez que debimos viajar, siempre en pos del adecuado tratamiento de los niños que estaban en estado crítico. Nunca nos faltaron insumos y la predisposición al trabajo de todo el personal local, que habitualmente integra el equipo, fue incondicional», destacó Cornelis.

Prioridades

No obstante, el contexto de pandemia afectó el ritmo de las cirugías. «En líneas generales operamos un 20 o 25 % menos que otros años. Nos adecuamos a esta realidad que estamos viviendo y dimos prioridad a las cirugías complejas y de mayor urgencia en recién nacidos, y con el consentimiento de las familias postergamos algunos otros niños de mayor edad, con diagnóstico de cardiopatías pero cuyos tratamientos quirúrgicos son programables y pueden esperar sin mayores complicaciones», señaló. 

Orgullo winifredense: proponen reconocimiento para Cornelis

Cabe mencionar que la diputada provincial Lorena Clara, nativa de Winifreda, presentó el año pasado un proyecto en la Cámara de Diputados para declarar personalidad destacada de La Pampa al médico Javier Cornelis, especialista en cirugía cardiovascular pediátrica, que cuenta con 25 años de trayectoria profesional. La distinción propuesta consistiría en un diploma de honor alusivo que así lo acredite, de conformidad a las prescripciones del artículo 6 de la Ley 2449.

La legisladora expuso que Cornelis nació en Winifreda, donde cursó sus estudios primarios y secundarios. Egresó de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba, con excelentes calificaciones y sin aplazos. Realizó su residencia en la especialidad de cirugía general en el Hospital Nacional de Clínicas, perteneciente a la Universidad Nacional de Córdoba, y luego la Residencia de cirugía cardiovascular pediátrica en el Hospital de Pediatría Juan Garrahan de Capital Federal, donde también fue jefe de residentes y actualmente es médico especialista de la planta permanente.

A su vez, es Jefe Coordinador Quirúrgico del equipo de ECMO. Desde mayo de 2020, ejerció el cargo de Jefe de Servicio Interino de Cirugía Cardiovascular, Trasplante Cardíaco y Vascular Periférico.

Es médico ablacionista de INCUCAI, estando habilitado para el implante de homoinjertos vasculares y valvulares e integra los equipos de Trasplante Cardíaco y Trasplante Renal Pediátricos del Hospital Garrahan. Desarrolla una participación activa en la capacitación de residentes y becarios de la especialidad y tiene amplios antecedentes de docencia e investigación, publicaciones y disertaciones en congresos y jornadas científicas. 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.