En Winifreda, Eugenia Lasagno potenció un emprendimiento nacido en cuarentena

El espíritu emprendedor de Eugenia Lasagno se activó el año pasado cuando regía el aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus. Encerrada en su hogar y para distenderse empezó a fabricar macetitas de cemento para interiores y exteriores. Más tarde promocionó sus productos virtualmente y a los pocos días comenzó a recibir pedidos.

De esta manera, dio vida a su emprendimiento, incrementó su producción y anexó para la venta pies nórdicos y estanterías de hierro y madera reciclada. Al respecto, Lasagno recordó que «durante la cuarentena pasaba muchas horas en mi casa, necesitaba concentrarme en algo útil y fue así como surgió la idea de hacer macetitas de cemento, un proyecto que lo tenía planeado desde hacía mucho tiempo y que gracias al encierro pude concretarlo».

Sus recipientes son de tamaño reducido, ideales para cactus, suculentas o plantas para interiores. Los moldes que utiliza para dar forma al producto son residuos reutilizables como potes plásticos de crema, yogur, dulce de leche, envases de telgopor de helados y rollos de cartón. «Las macetitas no son cien por ciento de cemento porque se romperían, utilizo una proporción de cemento y arena para que sean resistentes y fuertes. Realmente da resultado. Me llevó varios meses aprender esta técnica hasta que le agarré la mano», comentó sobre el proceso de fabricación. 

«Cultura Maker»

Asimismo, confesó que no se guio por videos tutoriales. «Todo coraje, fuimos probando en casa hasta que salió. Mi novio me ayuda, creo que quedan bastante bien. Estamos cancheros», agregó sonriente. En lo que respecta al trabajo, indicó: «Me gusta darles un toque especial, decorarlas, pintarlas aunque si alguien las prefiere con el color gris original no hay ningún problema. Generalmente hago la decoración que las personas prefieran. Me han pedido que dibuje el rostro de una abuela, mascotas, flores características, entre otras cosas». En esta etapa, no usa acrílicos sino pintura a la tiza comprada. «Me resulta mejor y quedan más presentables. Además están laqueadas para que no se estropee la pintura y las impermeabilizó con una membrana líquida para que no absorban agua. Las entrego listas para usar», puntualizó. 

Bautizó su emprendimiento como “Inka Macetas”, nombre con el cual figura en Instagram. En esa plataforma sube fotos de todas sus creaciones. Diariamente recibe solicitudes de compras. «Desde el día uno tuve un montón de aceptación. La gente me escribe, me hace pedidos, estoy contenta con los seguidores que tengo», dijo. Según manifestó, ha tenido encargues especiales y para distintos eventos como cumpleaños. Le han pedido macetitas como souvenirs o centros de mesa. Los interesados pueden realizar «pedidos grandes» con anticipación. 

También ha comercializado macetitas a otras provincias. «Han viajado a Santa Rosa, Buenos Aires, a la ciudad (bonaerense) de Laprida. Las mandamos por encomienda a través de Correo Argentino», precisó.

Descubrió su talento 

Consultada sobre sus proyectos, respondió que junto a su novio «hemos agregado pies nórdicos de madera reciclada y de diferentes tamaños. Sirven para apoyar macetas de cemento o de otro material. Y anexamos estanterías de hierro y de madera reciclada. Mucha gente descarta maderas y nosotros las recuperamos, les hacemos un tratamiento como limpiarlas, lijarlas para que queden lindas y prolijas y después les pasamos una cera para que queden impermeables al agua por si quieren dejarlas afuera». 

La joven emprendedora durante la pandemia descubrió su talento y hoy se siente «muy contenta y orgullosa» al ver sus logros producto de su dedicación. «Recibo mucho afecto y cariño de la gente. Hay personas que no sé cuántas macetas me han comprado y otras quieren cambiar todas las de plástico por las de cemento. Eso significa que les gusta lo que hago», se alegró. Lasagno, además de emprendedora, estudia Ingeniera en Recursos Naturales en la Universidad Nacional de La Pampa.

ESPECIAL 106º ANIVERSARIO DE WINIFREDA

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.