Mauricio Mayer: escuela primaria cumplirá 100 años

Mauricio Mayer se prepara para celebrar el centenario de la escuela primaria. La Escuela 103 cumplirá 100 años de vida el próximo 26 de marzo, y tanto desde el municipio como desde el Ministerio de Educación, trabajan en los últimos detalles.

Celestino Folmer, intendente de la localidad, le dijo a LA ARENA que «esta semana están trabajando los pintores, tanto en el interior, como en el frente de la escuela. Nosotros estamos arreglando todas las veredas, para mejorar el aspecto y la accesibilidad, con fondos propios de la Municipalidad», no obstante, el jefe comunal adelantó que no se realizará un gran acto por la conmemoración, «se va a descubrir una placa, pero va a ser un acto pequeño. Por el tema de la pandemia, no se puede juntar demasiada gente», señaló.

Reseña histórica

Con el crecimiento de la población y viendo la necesidad de educar, comenzaron a reunirse entre los primeros pobladores para tramitar ante el Consejo Nacional de Educación la construcción de una escuela. 

Uno de los principales partícipes en este trámite, según documentación que existe en el establecimiento educativo, fue don Victorio Giordana.

Surge la inquietud de formar una comisión cooperadora y la crean el día 10 de junio de 1919, llamándola «Bartolomé Mitre». Su primer presidente fue don Victorio Giordana; vicepresidente Alberto Moslares; secretario Miguel Tomizi; prosecretario Gregorio Bartolomé; tesorero Juan Brenzani, y protesorero Eugenio Maranzano. Vocales eran Jacobo Sprintzik; Juan Francisco Turrión; Pedro Festa; Juan Klausner; Luis Vergés; Benjamín Segurado; José María Amenábar; José Florez y Raimundo Alonso.

Por ese entonces recibieron negativas por parte de las autoridades de Educación, ya que los terrenos, la Administración de Inés y Carlota solamente los arrendaba y el Gobierno no construía si no había venta de los terrenos.

Esto generó serias discusiones y reclamos por parte de los pobladores, notas muy cortantes con la inquietud de la gente por brindarle educación a sus hijos. 

Comenzaron a trabajar con rifas y la organización de fiestas, con el fin de juntar dinero para la construcción de la escuela.

Era un poblado muy pequeño y de bajos recursos económicos, por lo que lograron juntar 8.000 pesos y necesitaban la suma de 40.000 para la construcción de dos aulas, una Dirección y la vivienda para el director, que contaba con dos dormitorios, baño y cocina.

Aquí es donde Don Guillermo C. Dunn protagoniza un hecho trascendente, ofreciendo el dinero que faltaba para la construcción de la escuela o sea la suma de $32.000.

Al contar con ese importante los componentes de la cooperadora escolar inician la construcción de la ansiada escuela, la cual actualmente en su parte frente conserva la estructura edilicia que se le dio en aquel momento.

El 26 de marzo de 1921, comienzan las clases en el flamante edificio nacional N° 103. El esfuerzo había sido logrado, la escuela abría sus puertas para recibir los niños de la zona rural y urbana existente en ese momento, de distintas edades (de 6 a 14 años), diferentes niveles de conocimiento, y todos serías inscriptos en 1° grado inferior (1, 2 secciones) para recibir las primeras nociones de números y letras.

La difícil tarea estuvo a cargo del matrimonio Amada L. Loyola, directora, y su esposo Juan Olmedo que también era maestro. Los mismos desde jóvenes se habían dedicado a la tarea de enseñar, tarea sumamente difícil por supuesto ya que la mayoría de los chicos eran hijos de rusos-alemanes, polacos, salvo algunos pocos, los demás hablaban únicamente el idioma de sus padres.

 

 

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.