CSyDW: asamblea aprobó balances y asumió nueva comisión

Los balances del Club Social y Deportivo Winifreda cerrados el 31 de diciembre de 2019 y 2020 fueron aprobados en forma unánime por los asociados que asistieron de manera presencial a la asamblea general ordinaria realizada el viernes pasado en la sede de la entidad sin fines de lucro. Los aportes extraordinarios o subsidios que ingresaron a las arcas de la institución durante ambos ejercicios económicos redujeron considerablemente su déficit. Los mayores aportantes fueron la municipalidad y la cooperativa eléctrica, dos instituciones que apoyan sostenidamente al único club del pueblo.

Los presentes también avalaron a la única lista que se presentó para la renovación de cargos en la comisión directiva y revisora de cuentas. La nómina estuvo encabezada por Héctor Jordán, quien ejercerá la presidencia por tercer período consecutivo. 

Balances con subsidios y aportes voluntarios  

En su informe, el contador José Luis Díaz, señaló que la asamblea debió suspenderse el año pasado por la pandemia de coronavirus y finalizado el período de aislamiento pudo realizarse con todos los cuidados sanitarios. El profesional indicó que en 2019 el club tuvo ingresos ordinarios por $1.228.212 mientras que los egresos totalizaron $1.436.430. La entidad realizó pagos de arbitrajes y a la Liga Cultural de Fútbol, reconocimiento a entrenadores, canchero, jugadores, traslados, compra de elementos deportivos, viajes en combi, entre otros. El resultado global «dio una diferencia negativa de $208.218 que se cubrieron casi en su totalidad con los aportes extraordinarios que vienen en concepto de subsidios de la cooperativa y la municipalidad», precisó Díaz y agregó que ambas instituciones aportaron en total $208.000 y de esa manera fue posible «equilibrar el presupuesto 2019», que terminó con un déficit ínfimo de 218 pesos.

Durante 2020, los ingresos del club se desplomaron a niveles preocupantes debido a la llegada del coronavirus que le impidió llevar a cabo tres eventos para recaudar fondos: los bailes de Navidad, Año Nuevo y el torneo nocturno de fútbol durante este verano. También, se había suspendido el torneo culturalista. El cobro de la cuota societaria se resintió mientras rigió la cuarentena estricta. En el balance figura que los socios no registran deudas. Este asiento contable se hizo «a solicitud de Personería Jurídica (de Santa Rosa) ya que los socios deben estar al día para participar de la asamblea», explicó Díaz. En consecuencia el club recaudó apenas $120.000. No obstante los gastos fijos continuaron y las erogaciones totalizaron $484.908 pesos. Los recursos extraordinarios alcanzaron los $330.000, subsidios aportados por las instituciones antes mencionadas y la Dirección de Deportes del gobierno provincial. El déficit se achicó a $34.908. «Los dirigentes también hacen aportes voluntarios y eso no queda reflejado en el balance. La idea central es que no haya beneficio porque las instituciones intermedias pagan el 30 % de ganancias. Entonces tratamos de equilibrar ingresos y egresos para no pagar ese impuesto», cerró Díaz antes de que se aprobara la documentación contable.

Nueva comisión directiva

El flamante vicepresidente del club es Sergio Bellendir, actual viceintendente y presidente del Concejo Deliberante. El jugador de fútbol, Agustín Pieraligi, capitán del equipo de primera división, y su hermano Martín, también forman parte de la dirigencia, al igual que cuatro mujeres. De esta manera, Héctor Jordán ejerce la presidencia y Sergio Bellendir la vicepresidencia. Secretaria, Mara Della Rosa, y prosecretaria, Dorina Russmann. El tesorero es Pablo Alaniz y protesorero, Martín Pieraligi. Vocales titulares: Mauro Rosa, Graciela Ponce y Sergio Villarreal. Suplentes: Agustín Pieraligi y Natalia Gamarra. Revisores de cuentas titular y suplente Claudio Badini y Guillermo Rosales respectivamente.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.