Winifreda: manejaba ebrio y chocó contra una camioneta

Un conductor que manejaba una camioneta en estado de ebriedad chocó contra la parte trasera de otra camioneta que estaba estacionada. La Policía le realizó el test de alcoholemia que arrojó 2,62 de sustancia etílica en sangre. El máximo permitido es de 0,5 miligramos.

El siniestro vial ocurrió a las 9 de la mañana de este lunes en el Pasaje Jacobi, entre Victorica y Calderón. Por esa calle angosta de la zona urbana, un hombre conducía una Ford-100 en dirección oeste a este y terminó impactando contra la parte trasera de una Chevrolet Silverado que estaba estacionada sin ocupantes frente a la vivienda de su propietario. Como consecuencia del choque y posterior envión, la Silverado fue empujada hacia la vereda, tiró un canasto de residuos hecho con hierros y quedó a centímetros del portón de rejas. Su paragolpe, puerta de caja, guardabarro, entre otros sectores, quedaron afectados y una luz destrozada. La carrocería delantera de la Ford también fue dañada. Los paragolpes de ambos rodados quedaron trabados y tuvieron que intervenir los bomberos voluntarios para destrabarlos con unos criques especiales. Milagrosamente no hubo más personas involucradas y el saldo fue solo daños materiales. 

2,62 de alcohol en sangre
Según comentaron vecinos del lugar, al momento del impacto un Renault 12 estaba mal estacionado sobre la banquina izquierda, prácticamente a la misma altura que la Silverado. Esa anómala situación dejó un reducido espacio para el tráfico y el conductor de la Ford no pudo atravesarlo tal vez porque venía pasado de copas. Esto último quedó demostrado cuando la policía le hizo el examen de alcoholemia, tarea que estuvo a cargo de efectivos policiales del Puesto Caminero Eduardo Castex que viajaron hasta el pueblo ya que la comisaría local no cuenta con un alcoholímetro. «El resultado le dio positivo. Obtuvo 2,62 miligramos de alcohol en sangre. Es decir, cinco veces más que el límite máximo que autoriza la Ley Nacional de Tránsito para los conductores de vehículos, que es 0,5 miligramos de alcohol por litro de sangre», confirmaron desde la comisaría local.

Por este motivo, la Ford quedó secuestrada y a disposición del Juzgado Municipal de Faltas. A su dueño le labraron un acta contravencional por conducir alcoholizado, documentación que será elevada al Juzgado Provincial de Faltas. 

Reclamo

A raíz de este hecho, es valedero recordar que una ordenanza municipal sancionada en noviembre del año pasado por el Concejo Deliberante limitó el estacionamiento de vehículos solo sobre la derecha en el Pasaje Jacobi, ubicado al oeste de la localidad. Antes se podía estacionar en ambas manos, situación que afectaba la seguridad, visibilidad y fluidez del tránsito en ese sector del pueblo altamente urbanizado. Esto quedó en evidencia una vez más con el siniestro de esta mañana. El proyecto había sido impulsado por los concejales de la UCR y avalado por unanimidad. Pobladores de esa barriada aún esperan que el Ejecutivo Municipal promulgue la nueva norma e implemente la señalización que corresponda indicando tal limitación. 

 

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.