Culminó el Pro Vida de verano en Winifreda: «Un gran trabajo»

La Municipalidad de Winifreda difundió en sus redes sociales fotografías de la última semana de la colonia de vacaciones del Pro Vida de verano 2021. En las imágenes aparecen niños, niñas y jóvenes disfrutando plenamente de una serie de juegos acuáticos en el natatorio del Club Social y Deportivo. Se los ve sonrientes y felices.  

«Un verano más, pero no otro cualquiera», sostiene el texto de la comunicación oficial y agrega: «Aplicando y respetando los protocolos correspondientes y con un gran trabajo de su coordinador, profesor Cristian Savarese, profes, líderes y personal de la Municipalidad se llevó a cabo la colonia de vacaciones». Finalmente, resalta que los organizadores «sentimos mucha satisfacción al ver a los niñ@s disfrutar cada día de las actividades propuestas. Gracias a todos los que lo hicieron posible».  

Una buena experiencia

A su vez, en su reciente visita a Winifreda, el ministro de Desarrollo Social, Diego Alvarez, hizo una evaluación del Pro Vida desarrollado por primera vez en un contexto de pandemia. Al respecto, el funcionario provincial sostuvo que su implementación fue todo un «desafío» y fue planificada con varios meses de anticipación a la temporada estival. «Planteamos a todos los intendentes/as de la provincia cuestiones mínimas que tenían que ver con actividades al aire libre, manejo de las burbujas, trazabilidad y todos los elementos de higiene personal. Cada municipio recogió el guante, presentaron sus propios proyectos, casi que no hubo propuestas similares porque cada una quedó muy librada a la realidad epidemiológica de las localidades», comentó. 

«Si hubo una asistencia menor. En los pueblos más chicos hubo entre un 50 o 60 por ciento de concurrencia y en las localidades más grandes bajó a un 30 o 40 por ciento», comparado con la temporada anterior. «Esto tiene que ver con la situación de aislamiento y con el temor de las familias», consideró. Pese a todo, «nos llevamos una buena experiencia porque fue uno de los primeros programas donde los jóvenes, niños, niñas, empezaron a sociabilizar, compartieron espacios respetando las burbujas (no se mezclaron), usaron barbijo, a través de actividades recreativas y todo funcionó bien».  

-¿Usted dice que los protocolos se cumplieron y no fueron un catalogo de buenas intenciones? 

-La verdad que nos llevamos una buena impresión. Hubo un gran trabajo de los equipos técnicos del ministerio en hacer las supervisiones en las distintas sedes, fuimos a controlar que efectivamente se cumplieran con las medidas sanitarias.

En el final Alvarez subrayó que el Pro Vida en una temporada tan particular «permitió la realización de distintas actividades como teatro, talleres de dibujos, actuación, canotaje, todos los municipios fueron buscándole la vuelta y pudieron hacer actividades más personalizadas y más acordes a los grupos etarios participantes».

  

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.