Javier Aringoli habló de su primer libro: “Tiene mucho misterio y suspenso”

Javier Aringoli, de 36 años, escribió su primer libro titulado “Fragmentos. Crónica de una mente herida”. El 29 de septiembre de 2020 publicó su novela larga en la librería virtual Amazon y 20 días después la presentó en papel. Imprimió 100 ejemplares de forma independiente a través de la imprenta Punto y Aparte. El autor terminó su producto literario en Capital Federal donde reside y trabaja como peluquero desde hace una década. 

Cabe destacar que la acción de la novela transcurre en un pequeño pueblo, que en sus principios fue un asentamiento de inmigrantes procedentes de los países bajos de Europa. «Es un tráiler psicológico que aborda la vida de Daniel Lombres, un personaje de ficción que tras un accidente automovilístico en el que pierde la vida su madre con la cual convivió desde niño termina internado en un hospital. Después de algunos meses debe volver a la casa que lo vio crecer. Allí no solo enfrentará un pasado sinuoso sino también a los recuerdos más recónditos atrapados en su mente», contó Aringoli sobre la trama novelesca que invita a su lectura. 

Trailer psicológico 

«Intervienen una serie de personajes secundarios, entre ellos Alma que vendría a ser una especie de amiga y consejera del protagonista principal. Todos lo van ayudando a medida que va construyendo una historia en su mente, debe comenzar a encajar las piezas y buscarle algún sentido», añadió. Aringoli sostuvo que su obra literaria «tiene mucho misterio y suspenso». Además «está cargada de un mensaje bastante positivo ya que habla mucho del duelo que uno hace no solo ante la muerte sino ante determinadas situaciones de la vida que dejamos de lado por diversas razones. Al personaje todo el tiempo le va sucediendo eso, es un aprendizaje constante tanto para él como para quien está leyendo». 

El autor se inclinó por el tráiler psicológico porque siempre «fui muy fanático de escritores de realismo mágico y de novelas de suspenso y creo que es uno de los géneros que representa muy bien el concepto de la vida, de la muerte, de los duelos, la culpa, sentimientos que unidos al misterio y a una trama intrincada los hacen más ricos y apasionantes parta el lector». 

Proceso emocionante 

A su vez, el entrevistado confió que su proyecto literario «arrancó a finales de 2017, el mismo personaje me llevó a que la historia tomara una dirección y después la encarara desde otra perspectiva. Hubo momentos en que por alguna cuestión laboral o de otra índole tuve que dejar de escribir. Desde mediados de 2019 hasta julio de 2020 aprovechando el aislamiento social casi todos los días iba avanzando un capítulo hasta que finalmente terminé la novela. Fue un proceso emocionante, realmente disfruté escribir cada capítulo, más allá que hay una investigación de ciertos temas como el duelo, la psicosis general, entre otros. Si bien ya tenía conocimientos básicos a medida que el personaje lo requería buscaba darle un sentido más profesional desde el punto de vista médico».

Sentimientos encontrados 

Ahora que su producto está publicado tiene «sentimientos encontrados». «Una historia que fue mía durante tanto tiempo y demandó mucho trabajo, soltarla cuesta un poquito. Siempre digo que los libros son más de la gente que del autor que los escribió. Ahora queda fijada a interpretaciones y a la crítica, por supuesto me provoca cosquillitas y cierto nerviosismo la reacción del público, pero igual me siento muy reconfortado por lo realizado», fue su evaluación. 

En el final agradeció a su familia y en especial a su gran amiga Hebe Leiva, que mediante cafés y horas de lectura «me ha ayudado con la corrección de este ejemplar». Sin dudas su aparición es una maravillosa sorpresa en estos tiempos de pandemia próximos a terminarse.   

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.