Winifreda: biblioteca con perspectiva de género

La bibliotecaria de la Biblioteca Popular “Manuel Lej” de Winifreda, Elcira López, dio a conocer que durante el año 2020 «tan atípico» la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip) lanzó un plan federal de capacitaciones virtuales para contribuir al mejoramiento de la gestión cultural y social de las bibliotecas populares del país.

López e integrantes de la comisión directiva de la entidad sin fines de lucro participaron de varios cursos, que fueron dictados por profesores/as de universidades nacionales que tienen convenios de cooperación con la Conabip. 

 Capacitaciones

«Sumamos un montón de conocimientos que nos van a permitir en el futuro impulsar muchísimas más actividades. Aparte todas las capacitaciones abren nuestra imaginación», dijo la entrevistada. Ella se capacitó en las siguientes propuestas: “Formación de mediadores de la lectura”; “Personas con discapacidad: derechos, accesibilidad y trato”; “Estrategia de comunicación en redes sociales”, y “Perspectiva de género en Bibliotecas Populares”, además de la Ley Micaela. 

«El rol del bibliotecario es mediar entre el usuario y la lectura. Al respecto nos dieron un montón de estrategias y consignas para aplicarlas con los chicos y los mayores con la intención de captar la atención de los usuarios principalmente de los más pequeños que son los primeros en acercarse a la biblioteca la cual es un mundo nuevo para ellos», explicó sobre este curso. «Todos sabemos que las redes sociales hoy son un boom, son utilizadas por comercios, escuelas, hospitales y demás. La temática de este curso estuvo enfocada en cómo las bibliotecas tenemos que usarlas porque no se trata solamente de postear sino de buscar y subir a nuestra página información que sea correcta y bien desarrollada para que sea de ayuda a nuestros usuarios y no generen conflictos», desarrolló sobre esta capacitación. 

Género

«Nos dieron muchos contenidos para que podamos incorporar la perspectiva de género como elemento fundamental para la generación de contextos libres de violencia y discriminación. Concretamente nos orientaron a cómo actuar ante casos de violencia de género con la idea de que podamos replicar esos contenidos desde la biblioteca. Fue un curso bastante extenso, duró ocho clases. Apuntaba también a cómo identificar a personas violentadas y cómo ayudarlas», precisó sobre esta propuesta, que la complementó con la Ley Micaela. 

La restante capacitación «buscó hacernos reflexionar acerca de la inclusión de las personas con discapacidad en las bibliotecas. Se enfocó mucho en que la biblioteca debe garantizar la igualdad de oportunidades para todos los usuarios».

Por su parte Graciela Lince se capacitó en “Balance Social 2020” y Mariela Riaño realizó los cursos “Conservación preventiva del patrimonio bibliográfico y documental” y “Práctica de lectura en la era digital 2020”. 

Proyecto

En otro orden, López reveló que la entidad fue beneficiada con un aporte económico de la Conabip luego de haber presentado tres proyectos y uno de ellos fuera aprobado. Se denomina “Adecuación de espacios en bibliotecas populares en tiempo de pandemia”. Se pondrá en marcha en 2021. 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.