Primer casamiento en tiempos de pandemia: “Planificamos formar una familia”

Es la directora del Hospital de Winifreda. Atiende a los usuarios del sistema de salud pública. Coordina un equipo sanitario interdisciplinario que lucha contra el coronavirus desde hace meses. Y recientemente le salvó la vida a un trabajador que sufrió un grave accidente laboral. La protagonista de todas estas acciones es la doctora Daiana Lebed, quien el mes pasado dio otro paso muy importante en su vida: contrajo casamiento con Iván Lince, un vecino muy querido por los winifredenses. Ambos dejaron sellado su amor en papeles y sueñan con formar una familia. 

Protocolos 

Dieron el «sí» en el Registro Civil de la localidad. La ceremonia estuvo encabezada por Paula Vallejo y fue la primera realizada en tiempos de pandemia con los protocolos establecidos para la ocasión. Oficiaron de testigos de los contrayentes Matías Selinger y Mirta Ester Verdecchia. También se permitió la presencia de la madre de la novia y los progenitores del novio. Todos usaron el barbijo, que quedó registrado en el álbum de fotos como un signo de la época.

La pareja firmó la libreta, se entregó mutuamente los anillos como símbolo de alianza matrimonial y se dio un beso. Cuando salieron de la sala, los estaban esperando demás familiares y amistades quienes les tiraron arroz, una tradicional ceremonia que simboliza la fertilidad, la abundancia y los augurios de prosperidad. Todos tenían puesto el cubreboca. 

Una familia

«A principios de año tomamos la decisión de casarnos en octubre, pero por el contexto de pandemia mi familia no podía venir a La Pampa ya que es de la provincia de Buenos Aires. Fue por eso que pospusimos la fecha hasta diciembre cuando pudo ingresar sin problemas», explicó Lebed desde las escalinatas del edificio. «Este es un momento re-importante para nosotros. Entre todas las cosas malas y difíciles que han pasado en el año (2020), el hecho de poder casarnos y comenzar a planificar una familia es algo hermoso que nos ha sucedido», agregó emocionada mientras se sacaba fotos junto a su marido. 

Profesionalismo 

«Estamos felices, por suerte pudieron venir algunos hermanos que no viven acá», dijo Lince, quien es testigo directo del profesionalismo con el que trabaja su esposa el cual quedó demostrado en este tiempo pandémico. «La gente por ahí no sabe que ha trabajado días enteros, pudo dormir tres o cuatro horas, la llamaban en cualquier horario y siempre está predispuesta a atender a todo el mundo de la mejor manera. Su compromiso con la salud de los winifredenses realmente me emociona», resaltó.

Hubo días en que debió contener a su pareja. Y en esos momentos estuvo a su lado escuchándola. «Muchas veces en la comunidad no se han cumplido ciertos protocolos sanitarios y obvio que se enoja, pero es por el bien de la sociedad porque ella quiere que nadie se enferme», precisó. A su vez, Lince destacó al equipo de trabajo que acompaña a su esposa integrado por personal del hospital y la colaboración de policías, bomberos y autoridades municipales. «Da orgullo saber que en conjunto se puede combatir una pandemia», evaluó. 

Flechazo de amor

En el final accedió a contar cómo se dio el “flechazo” con Daiana. “Uno tiene comercio y siempre nos veíamos, charlábamos y cuando se podía compartíamos unos mates. Un día quedamos en que me iba a acercar al hospital para participar de una capacitación en RCP. Lo hice y seguimos viéndonos. Fue así como la relación se fue afianzando”. “Pensamos en formar una familia para toda la vida, de a poco vamos logrando los objetivos que nos propusimos”, finalizó con los ojos brillosos producto del amor.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.