Egresado del colegio secundario de Winifreda: «Quiero ser economista»

Fernando Giménez integró la promoción 2020 del colegio secundario de la localidad, cursó el sexto año en medio de la pandemia de Covid-19. El egresado se refirió a su experiencia con la educación virtual y la relación que mantuvo con su familia con la cual convivió prácticamente las 24 horas en medio de la emergencia sanitaria. Además, reveló la carrera que decidió estudiar. 

A su entender «este fue un año bastante complicado tanto para los alumnos como para los profesores porque de repente nos encontramos con una forma de trabajar con la cual no estábamos acostumbrados». En la misma línea sostuvo que con el transcurso de los meses «nos empezó a costar cada vez menos y fuimos adquiriendo el hábito» de estudiar online. 

Conectividad

Fernando vive con su familia en la zona rural, a unos 20 kilómetros de Winifreda. Se le consultó sobre si tuvo conectividad en todo momento, dijo que hubo días en que la señal de Internet se cortaba, pero atribuyó ese inconveniente a la «saturación» del sistema tecnológico dado el uso intensivo que tenía en plena pandemia, situación que no lo complicó. Recibía la tarea en su computadora personal y al igual que sus compañeros de sexto año mantenía contacto con sus profesores a través de la plataforma Zoom y un grupo de Watshapp. De esa manera se relacionaron hasta este mes. 

Evaluación oral
Asimismo, se le preguntó sobre si tuvieron exámenes finales. Al respecto respondió que «en muchas materias hubo una evaluación final de carácter oral, no eran complicadas las evaluaciones porque básicamente era repasar lo que habíamos hecho durante el año». Todo de manera virtual. «En noviembre rendí las últimas materias y no me quedaron pendientes», señaló. El 11 de diciembre fue el acto de colación, al aire libre y con protocolos. Ese día marcó el reencuentro de la totalidad de la promo 2020 después de meses sin verse de manera presencial.  

Decisión

Fernando lo que más extrañó fue «el trato cara a cara con los profesores y mis compañeros. Todos pensábamos que la pandemia iba a durar un mes y después nos íbamos a volver a ver, pero todo se hizo más complejo y nos empezamos a extrañar cada vez más». A pesar de todas las dificultades la vida continúa y los estudiantes secundarios en un contexto de encierro debieron enfrentarse a la difícil decisión de elegir una carrera para su futuro. «Cuando arranqué el año tenía en vista ingeniero agrónomo, pero sucede que soy muy apasionado por la economía y tengo la idea fija de estudiar la licenciatura en economía o sea ser economista», afirmó Fernando, quien ya averiguó que dicha carrera se imparte en Buenos Aires, La Plata y Río Cuarto. Ya tiene decidido que la cursará en la ciudad cordobesa. 

Familia contenta

A su vez, resaltó aspectos positivos del año que se va. «Aprendimos otra forma de trabajar y de relacionarnos que, tal vez, nos servirá en el futuro y en el trabajo que tengamos porque la educación que tuvimos fue más de índole tecnológica, nos ayudó mucho y pienso que va a quedar implantada”, fue su análisis.  

Los egresados de sexto año no tuvieron viaje a Bariloche ni el tradicional baile. Y en pleno aislamiento social permanecieron 24 horas con sus respectivas familias. Fernando convive con su madre, padre y hermana menor. «Tuvimos una gran charla familiar. Están muy contentos porque pudieron pasar más tiempo conmigo sabiendo que el año que viene me voy a estudiar», contó sobre la experiencia y dando a entender que disfrutaron de su presencia en el hogar.   

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.