La CEW retiró postes de Telefónica «para evitar daños mayores» y realizó exposición policial

La Cooperativa de Electricidad de Winifreda (CEW) comunicó ayer que después de la tormenta del viernes 18 de diciembre «de modo excepcional» procedió a reparar y retirar columnas que pertenecen a la empresa Telefónica de Argentina. Personal de la entidad solidaria realizó ese trabajo porque los postes «significaban un peligro para la población y para todos los que transitaran por la vía pública». 

«Teniendo en cuenta que es un servicio totalmente ajeno a la CEW se procedió a hacer una exposición policial para dejar constancia de que intervenimos en el servicio de Telefónica excepcionalmente», aclaró la publicación subida a redes sociales. A su vez, señaló que «se repararon dos columnas sobre calle 25 de mayo y otras que tenían reclamos anteriores no resueltos por la empresa privada en cuestión», finaliza el comunicado acompañado del texto de la exposición realizada en sede de la comisaría departamental local por el gerente Hernán Camps.

El directivo expuso que «desde hace tiempo hay tres columnas que están en peligro de caerse, dos ubicadas sobre avenida Alfonsín y una frente al hotel de la cooperativa, efectuado el reclamo y al no obtener respuesta por parte de la prestadora del servicio de telefonía y para evitar daños mayores es que procedimos a retirarlas quedando los cables sueltos».

Desatención  

La presunta desatención hacia la localidad por parte de la multinacional fue reflejada por este sitio de noticias hace unos días. Concretamente se informó que el temporal del viernes pasado no trajo situaciones de complejidad para los vecinos winifredenses porque cayeron apenas 8 milímetros y las ráfagas no fueron tan intensas como en Santa Rosa u otras ciudades. Sin embargo, un tramo de la calle 25 de Mayo permaneció cortada al tránsito porque dos postes de telecomunicaciones de la empresa Telefónica de Argentina quedaron inclinados y amenazaban con caerse sobre el pavimento. Esa situación finalmente no ocurrió porque intervino personal de la cooperativa eléctrica.  

Es así que con la ayuda de una grúa enderezaron los postes de madera y les pusieron tutores en sus respectivos hoyos. Trabajaron hasta la noche y por momentos debajo de una intensa llovizna, incluso el gerente de la entidad colaboró con las tareas.  

Otro poste ubicado en la esquina de Pueblo Ranquel y Esteban Larco quedó ladeado sobre una vivienda y también fue enderezado con un tutor.   

Reclamos y exposición  

A raíz de esto trascendió de fuentes confiables que usuarios llamaron varias veces a la empresa privada para dar aviso del peligro de caída sobre vecinos o vehículos que representan algunos postes, incluso enviaron fotografías del problema, pero hasta ahora no han recibido respuestas. Ante la tardanza de la empresa privada en brindar soluciones concretas, algunos pobladores decidieron exponer la situación en la comisaría local. Ahora también lo hizo una institución.  

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.