Restaurante de la CEW reabrió con nuevo concesionario y una cena show al aire libre  

Tras permanecer varios meses cerrado, el sábado reabrió sus puertas el restaurante del hotel «Ambientes de la Patagonia», propiedad de la Cooperativa Eléctrica de Winifreda (CEW). La reapertura fue con una cena show al aire libre organizada por el flamante concesionario del local gastronómico, Pablo López Avila, quien habilitó mesas y sillas en la calle para que los comensales pudieran disfrutar del menú y de la actuación del Dúo Canto y del cuartetero Mauro Rey. Sin dudas fue una noche distinta. 

Las autoridades de la entidad solidaria le otorgaron a Avila la concesión del restaurante tras evaluar varias propuestas. El winifredense analizaba explotar este espacio comercialmente y llegado fin de año se convirtió en su proyecto «laboral y familiar», según manifestó. Lo bautizó «Zeus. Resto Bar».  

Para eso dejó su trabajo en Santa Rosa y se radicó en su pueblo natal junto a su esposa e hijas. Al respecto comentó que la idea surgió «medio en chiste» en un asado familiar realizado cuando el local estaba cerrado debido a que la anterior concesionaria decidió no continuar.  

«Cuando uno veía un emprendimiento tan grande pensaba que iba a demandar mucho trabajo, tiempo y sacrificio, pero con mi señora ya veníamos trabajando todos los días, entonces advertimos que se nos presentaba una oportunidad. Además, lo veíamos no solo como un proyecto de trabajo sino también familiar porque tenemos una hija que está a punto de empezar el jardín y casi todos los familiares en Winifreda. Es decir que la idea nos cerraba por varios lugares». En la misma sintonía, agregó que influyó en la decisión final la certeza de «mantener el vínculo» con sus familiares y «la ayuda» de ellos.  

Fue así como elevó su propuesta a la cooperativa, pero la pandemia «frenó» toda actividad comercial. Hasta que un día fue convocado para conversar con el gerente de la institución, a quien pudo darle más detalles de su plan de trabajo, el que finalmente fue aceptado. Tendrá la concesión por tres años con opción a renovación.  

Luego con su esposa consiguieron una casa para establecerse en la localidad. Después puso en condiciones las instalaciones del restaurante y le dio una nueva decoración.  

Cena con protocolos 

El sábado, en coincidencia con el fin de semana extra largo, fue el gran día de la inauguración. Frente al inmueble y sobre la calle 25 de Mayo se colocaron mesas y sillas respetando el distanciamiento y se armó un escenario donde actuaron el conjunto folclórico Dúo Canto y Mauro Rey, un artista con trayectoria nacional y con muchos seguidores en Winifreda. «Respetamos todos los protocolos. Los mozos tenían barbijos y guantes, pusimos sanitizantes, dos personas recibían a los asistentes y los ubicaban en sus respectivas mesas, con un máximo de seis personas por mesa», precisó el concesionario.  

También, agradeció el apoyo de la municipalidad que permitió esta movida y resaltó que tanto el personal de una heladería como el de la terminal -ambos comercios ubicados en cercanías al complejo hotelero-«sacaron sus mesas y sillas a la calle para que también las personas que estaban en esos lugares disfrutaran del show. Fue un bien para todos». El espectáculo terminó minutos después de la 1 de la madrugada, tal como lo estipula una normativa provincial para los eventos al aire libre.

Asimismo, señaló que «el pueblo me ha ayudado mucho en estos meses tirándome buena onda y diciéndome que siga para adelante».

Una muestra de apoyo fue que las reservas para la cena quedaron «agotadas en la primera semana». «La verdad que este año ha sido muy difícil para todos y la gente quiere salir de sus hogares, necesita algo que la saque de la rutina diaria. Con los que me cruzaba me decían que necesitaban pasarla bien”, dijo sobre las repercusiones de la fiesta. 

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.